Periódico QuienOpina – Evita los cinco alimentos que más te inflaman

Evita los cinco alimentos que más te inflaman

bruce Julio 10, 2017 Comentarios desactivados en Evita los cinco alimentos que más te inflaman
Evita los cinco alimentos que más te inflaman

La inflamación es una parte esencial del sistema de curación del cuerpo. Pero si es demasiada o persiste, es peligrosa. La inflamación crónica está íntimamente ligada a la aterosclerosis, es decir, prepara el escenario para los ataques cardíacos, para los accidentes cerebrovasculares (ACV), la enfermedad arterial periférica y el Alzheimer. Y te hace lucir con exceso de peso.

La inflamación excesiva no ocurre por sí sola. Es la respuesta del cuerpo a una serie de factores de vida modernos como el tabaquismo, la falta de ejercicio, las comidas ricas en grasas y altas calorías, y los alimentos procesados. Y no sólo para verte mejor, desinflamarse es bueno para la salud en general.

Los investigadores médicos y las compañías farmacéuticas ofrecen soluciones para desinflamar, pero eso tiene su costo. En su lugar, puedes recurrir a cambios sencillos que alivian la inflamación, aconsejan los expertos médicos de la Universidad de Harvard.

Cambia las grasas saturadas y trans por el aceite de oliva, con potentes propiedades anti-inflamatorias por su contenido de Omega 3, o elige las grasas poliinsaturadas, especialmente los Omega 3, presentes en el pescado, tofu, soja y nueces.

Demasiada azúcar puede contribuir a la formación de caries, obesidad, diabetes tipo 2, niveles más altos de triglicéridos, niveles más bajos de HDL o colesterol “bueno” y al desarrollo de enfermedad cardíaca. Produce inflamación que lesiona los vasos sanguíneos y lleva al aumento de peso.

La dosis de azúcar en la sangre que acompaña a una comida o snack de carbohidratos altamente refinados (pan blanco, arroz blanco, patatas fritas, soda cargada de azúcar, etc.) aumenta los niveles de agentes inflamatorios llamados citoquinas.

Comer pan de grano entero, arroz integral y otros granos enteros, suaviza el aumento de inflamación después de la comida (que produce el azúcar en la sangre) y amortigua la producción de citoquinas.

Se debe beber con moderación. Una bebida al día parece disminuir los niveles de proteína C reactiva (CRP), una poderosa señal de inflamación. Pero demasiado alcohol tiene el efecto opuesto en la CRP, es decir, produce más inflamación, según los investigadores de la Universidad de Harvard.

Las salchichas, el tocino, el jamón y las carnes ahumadas, forman sustancias nocivas llamadas AGE. Éstas se originan por la cocción a alta temperatura y contribuyen a la inflamación en todas las células del cuerpo, promoviendo la enfermedad cardíaca y el riesgo de cáncer de colon.

Cuantas más frutas y verduras comas, menor será la carga de la inflamación. ¿Por qué? Contienen cientos, tal vez miles, de sustancias que revierten la inflamación, despertando a los radicales libres, incluso algunas actúan como agentes antiinflamatorios directos. (Universidad de Harvard).

Agrega nueces, cacahuetes, almendras y otros granos y semillas a tus comidas, es otra forma sabrosa de aliviar la inflamación. Suma chocolate negro sin azúcar ni grasa y condimenta con hierbas y especias como la cúrcuma, jengibre, ajo, albahaca o pimienta, que tienen propiedades anti-inflamatorias.