Periódico QuienOpina – Este método japonés te ayudará a vencer la pereza en un minuto

Este método japonés te ayudará a vencer la pereza en un minuto

bruce Julio 18, 2017 Comentarios desactivados en Este método japonés te ayudará a vencer la pereza en un minuto
Este método japonés te ayudará a vencer la pereza en un minuto

Muchas cosas por hacer y una sola enemiga: la flojera. Dile adiós con este sencillo pero eficaz tip.

Si cada lunes te prometes cambiar tus hábitos y no pasa, o los abandonas a los pocos días porque cumplirlos supone un cambio muy drástico en tu rutina, es normal, ya que si pasas de 0 a 100 en un día, tu cuerpo y mente se resienten y quieren abandonar.

Para acabar con la pereza llega el método Kaizen, un armonioso sistema japonés de mejoramiento continuo que es mundialmente conocido por ser aplicable en todos los aspectos de tu vida: social, personal y laboral.

¿De qué se trata?

El método Kaisen o “regla de un minuto” fue de desarrollado por los japoneses tras la Segunda Guerra Mundial, así que ya son muchos años de ensayo y error los que respaldan su eficacia.

Este sistema consiste en adquirir un nuevo hábito realizando una tarea determinada durante un minuto, cada día siempre a la misma hora.

Por ejemplo, si empiezas a ir al gimnasio 3 horas al día todos los días, pronto estarás cansada y sin ganas de seguir, en lugar de esto proponte levantar pesas en casa durante un minuto a la misma hora todos los días. Pronto verás que ese minuto se sentirá como muy poco y serán tu propio cuerpo y mente los que te pidan más ejercicio.

La regla de un minuto no es más que una trampa mental para engañar a nuestro cerebro y que no perciba la tarea como algo imposible, sino como un esfuerzo muy fácil de hacer en el día a día. Esta repetición sin dificultad provoca que el cerebro realice las conexiones necesarias para automatizar el hábito.

Además, la sensación de cumplir día a día con un objetivo propuesto es la mejor recompensa y una gran motivación para perseguir tu objetivo.

Aplícalo para todas las tareas que parezcan muy grandes: leer más, hacer quehacer, etc. Todo se puede con paciencia y constancia.