Periódico QuienOpina – Esta es la diferencia entre ‘hacer el amor’ y tener sexo

Esta es la diferencia entre ‘hacer el amor’ y tener sexo

bruce julio 24, 2017 Comentarios desactivados en Esta es la diferencia entre ‘hacer el amor’ y tener sexo
Esta es la diferencia entre ‘hacer el amor’ y tener sexo

La diferencia entre ‘hacer el amor’ o tener sexo siempre ha sido una paradoja, pues lo que para unas personas es un simple encuentro físico y pasional, para otras es un acto de amor y conexión.

El deseo puede ser el mismo: anhelo de contacto físico con alguien que nos atrae, satisfacer esa necesidad carnal. Pero más allá de estas similitudes, existen diferencias marcadas que, quienes hayan experimentado ambas, sabrán identificar.

Sentimientos

Hacer el amor implica buscar emociones más profundas, tener conexión a través de las caricias y estimulación física. Es un momento especial donde se experimenta la unión, no sólo de dos cuerpos sino de dos almas.

En cambio, el sexo, se limita a tocar sin ir más allá, como si se tratase de una actividad mecánica y la cual se hace en modo ‘automático’. Es una atracción y deseo superficial que culmina con la satisfacción propia y no del otro en primer lugar.

Placer

Un encuentro sexual busca autocomplacerse, saciar el deseo propio sin tener que involucrar emociones; sin embargo, cuando hay amor, lo importante para una pareja es buscar el placer del otro, satisfacerse mutuamente a través del contacto físico, de las palabras, de las miradas.

Lenguaje

Cuando una pareja se ama, hacer el amor los lleva a conectarse íntimamente y desatar más amor a través del tacto, lo que lleva a tener pensamientos románticos y decir palabras como un sincero “te amo”. En ocasiones, al tener sexo sólo se busca excitar usando comentarios como “quiero sentirte toda”, cero romántico.

Tiempo

Al estar enamorado se quiere estar todo el tiempo con la pareja, disfrutar de cada momento a su lado, incluso después de tener intimidad. No hay nada mejor que quedarse a su lado, desnuda, sintiendo su cuerpo junto al tuyo, a veces sin decir nada, a veces diciendo mucho. Pero si sólo es un encuentro sexual, quizá después sólo te vestirás y te irás, hasta la próxima vez -si es que hay-, por que has cumplido tu objetivo: satisfacer tu deseo.

Algunos dirán que estos dos actos son lo mismo, que no existe diferencia alguna, y quizá tengan razón si hablamos de la parte física, porque emocional, mental y pasionalmente son totalmente distintos.

La diferencia la harás tú, cuando sepas qué es lo quieres, lo que buscas. Ninguno es mejor que el otro. Nadie, más que tú, sabrá exactamente la diferencia cuando lo experimentes por cuenta propia.