Periódico QuienOpina – El misterioso mundo del sueño y el insomnio

El misterioso mundo del sueño y el insomnio

bruce Julio 14, 2017 Comentarios desactivados en El misterioso mundo del sueño y el insomnio
El misterioso mundo del sueño y el insomnio

“Pasamos la tercera parte de nuestras vidas durmiendo, para algo tiene que servir”, es la afirmación que el neurólogo máster en sueño, Héctor Orrego, nos ayuda a adentrarnos en el misterioso pero muy interesante mundo del sueño, una función neurológica de la cual dependen el funcionamiento del cerebro; y su contraparte, el insomnio.

Dormir es salud

  • Dormir es igual a crecer: Durante el sueño se produce la hormona del crecimiento, los niños que no duermen bien por cualquier razón pueden tener retardo en el crecimiento.
  • Sistema inmunológico reparado: Por medio del sueño se restauran las defensas del organismo. No dormir puede ocasionar malestar general, dolor de cabeza articulares, sensación de hipertermia o fiebre.
  • Con el cerebro despierto: Antes se creía que durante el sueño el cerebro simplemente ‘se apagaba’, Con los avances médicos sabemos que durante el sueño existe mayor o igual actividad que cuando estamos despiertos. Se dan procesos importantes como el equilibro de la presión arterial y cardíaca de la temperatura.
  • Adiós remedios naturales: No existe evidencia que demuestre que algún tipo de alimento favorezca el sueño, algunos pueden causar somnolencia, pero se no se sabe la dosis exacta ni el tiempo de duración.

Desencadenantes del insomnio

La mayoría de los insomnios son psicofisiológicos, es decir, pueden ser causados por causas psicológicas o funciones del organismo como:

  • Una enfermedad febril aguda: la fiebre libera sustancias en el cuerpo que inhiben el sueño.
  • Medicamentos: medicamentos para la presión, bronquios, quimioterapéuticos y anbtibioticos pueden causar insomnio y siempre es importante preguntar sus efectos.
  • Apnea obstructiva del sueño: causa que la persona se despierte frecuentemente al no tener suficiente oxígeno.
  • Movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño: saltos involuntarios que causan que la actividad eléctrica del cerebro se eleve y se despierte.
  • El reflujo gastroesofágico
  • Alteraciones cardiovasculares como insuficiencia cardíaca
  • Falta de exposición a la luz:  La melatonina -falsamente llamada la hormona del sueño- es una substancia que sincroniza el ciclo circadiano (despertar-dormir). Se produce con la exposición a iluminación que sobrepase las 10 mil unidades lux, la luz solar cumple con este requisito así como las lamparas led, más no los fuentes de luz de pulsación, como los focos comunes.

Esta hormona causa que a determinada hora de la noche sintamos somnolencia, este efecto dura aproximadamente 45 minutos y hay que aprovecharlo de lo contrario es más difícil quedarse dormido. De ahí la frase tan común “es que se me fue el sueño”.

Perpetuantes de insomnio

En muchas ocasiones la causa del insomnio desaparece, pero la persona tiene factores que perpetuantes que lo convierten en crónico, como:

  • Tipos de personalidad
  • Problemas económicos
  • Estrés
  • Ansiedad

Insomnio peligroso

dormir

  • Peor que la hipertensión: Más que solo el malestar de no dormir bien, el insomnio aumenta 8 veces el riesgo de mortalidad cardiovascular y cerebrovascular. Basados en esta estadística se puede decir que el insomnio puede ocasionar riesgo de infarto, derrames y alteraciones gastrointestinales.
  • Siestas que no ayudan: La deuda de sueño se va acumulando durante el día y si pagas unas cuantas horas en horario diurno, durante la noche el cuerpo no sentirá la necesidad de dormir a la hora habitual. Si vas a tomar una siesta esta no debe sobrepasar los 12 minutos y evita tomarlas en la cama.
  • El sueño perdido nunca se recupera: Randy Gardner ganó un record guinness al pasara despierto por 11 días y 24 minutos, lo curioso es que después de todo ese tiempo, solo logró dormir por 15 horas seguidas. La moraleja: el sueño perdido nunca se recupera.
  • ¿Memoria de pez?: Durante el sueño se consolida la memoria a corto y largo plazo, es por eso que cuando pasamos noches enteras estudiando, al momento del examen no recordemos nada.

Hábitos para dormir bien

  • Reconsidera las condiciones de iluminación de tu cuarto.
  • Identificar si tu pareja podría tener algún problema que hace que te despiertes.
  • No tengas televisión ni mascotas dentro de la habitación.
  • Acuéstate en la cama cuando ya tengas sueño, de lo contrario sentirás frustración.
  • Evita la vista directa al reloj.