Periódico QuienOpina – Cosas que debes saber antes de tener un amigo con derechos

Cosas que debes saber antes de tener un amigo con derechos

bruce julio 20, 2017 Comentarios desactivados en Cosas que debes saber antes de tener un amigo con derechos
Cosas que debes saber antes de tener un amigo con derechos

No, no eres una horrorosa persona por desear como loca a un galán, pero saber que más allá del colchón no podría haber nada o incluso, no anhelas que lo haya. Tampoco por ello deberías ser juzgada como fácil o con los peores calificativos. Esto no es más que un juicio de género. Piensa, ¿qué tanto se critica a un hombre que decide tener encuentros casuales? ¿Por qué debería ser distinto para nosotras? Y fuera de ello, sin ponernos feministas, seguir dudando del ‘sexo sin amor’, sería como poner en tela de juicio al cariño sin contacto físico, el cual, como no tiene un contexto tan satanizado, se mira desde un cristal muy diferente.

Se dice: esa pareja no lo hace, pero se quiere. Está en una etapa distinta, lo importante es que ahí hay una conexión emocional. Y se le supone una superioridad indiscutible por encima del sexo falto de vínculo. Sin embargo, ambas expresiones son igual de válidas y ninguna posee más ética, evolución o inteligencia emocional.

Ambos estilos de vidas son dos procesos siológicos y neurobiológicos distintos. Mas nos obsesionamos (para calmar las ansias de culpa y el juicio social) con mezclarlos, aun cuando hay una distancia amplia entre desear, sentirse atraída y hasta químicamente enamorada de alguien, y amarlo.

USA TU INSTINTO

Elegir una dinámica o estilo de vida con una o más personas con las que se tiene sólo contacto sexual, un fuck buddy, un amante o un compañero de colchón, no es necesariamente síntoma de miedo al compromiso o incapacidad para crear relaciones con obligaciones o responsabilidades.

Sólo eres una chica que reconoce que se encuentra una etapa (en ocasines bastante extensa) en la que no tienes un interés en estructurar una relación con lazos.

Todas somos capaces de reconocer que un chico es un gran compañero sexual, pero dista muchísimo de ser la persona con la que podríamos mantener una relación del día a día, lo que concebimos o sabemos que merecemos como pareja ‘estable’.

Pero, como en todo juego, hay varios puntos que conviene respetar y que además te van a proteger de no salir de ahí medio lastimada o dejarlo a él con el corazón hecho nudo.

Porque, claro, es fácil confundirse cuando ya no sólo estamos en un one night stand. Y eso de vernos cada jueves y empezar a crear más y más química puede hacer el asunto peligroso.

 

BÁSICOS DEL SEXO SIN AMOR

CONSENSO TOTAL

El consenso y y por ambas partes es indiscutible. Con que uno de los dos se integre a la práctica con sentimientos previos, o la ‘esperanza’ de que con el tiempo el otro le elegirá como pareja, o sea, le dé ‘el título’, ya se amoló la cosa.

HONESTIDAD

Aclaración y negociación PREVIAS. Esto implica que el asunto se deja clarito desde antes del primer encuentro o máximo previo al subsecuente (si el primero fuese demasiado casual, o sea, no hubo tiempo ni de especificar de qué iba), porque de no hacerlo alguna de las partes pudiera creer que hay un interés más allá de las sábanas. Ahí hemos estado muchos cuando recibimos esa segunda llamada, jurando que el tema ya es de boda.

CÓMO DECIRLE…

Tranquila, que él puede con ello. Y si no, entonces no es el tipo de chico con el cual entrarle al juego de sólo cama. Eso sí, decir que queremos un contacto de este tipo requiere:

* Que estés sobria y él también, btw. Debe haber plena capacidad para negociar y decir sí o no.

* Que con el contexto de tus palabras no ofendas o lo hagas sentir minimizado. Jamás des a entender que no tiene potencial para ser una pareja estable o como para ‘presentarlo en sociedad’; ni tampoco que carece de capacidad para comprender que esto se trata sólo de sexo, pero que tú eres la sabia que está aquí para abrirle los ojos.

* No asumir que él no puede tener otro tipo de relaciones o no está facultado para ello.

* Cuida tus modos. No por querer parecer muy segura de ti misma termines pareciendo agresiva.

* Debes ser ultrarespetuosa, utilizando palabras y frases educadas; en ocasiones por romper el hielo de la situación hay quien quiere parecer graciosa o cool y termina siendo ofensiva o menospreciando.

Es simple, explicas que en ambos o de tu parte hay ganas, que son adultos y pueden aceptar ser congruentes con ese deseo. Que hay una responsabilidad mutua por cuidarse, respetar sus límites y comprender si la otra parte dice no; se trata de una experiencia de enriquecimiento mutuo (obtención de placer y de aspectos distintos según cada quién), pero que lo importante es no generar expectativas a futuro. Mucho menos emocionales, o sea, ser pareja.

ÉTICA

Aquí hay varios puntos:

Le invalida por completo el hecho de que una de las partes le haga creer a la otra que la quiere, además de promesas y le baje el cielo y las estrellas para poder llegar a la habitación.

Si no hay exclusividad, o sea, tienen o están abiertos a más contactos sexuales (con otras personas, obvio), así como si se tiene pareja socialmente expuesta, se debe expresar y con todas sus letras.

Y aquí no hay acuerdos tácitos. Todos tenemos libre albedrío y ya sabremos si aceptamos o no. Sin embargo, se convierte en una responsabilidad personal.

NADIE debe salir lastimado. Ni terceras personas. Ésa es una de las máximas responsabilidades.

Debe haber un cuidado absoluto de la salud del otro, así como prevención. Uso de anticonceptivos, condón, monitoreos y enterar a la otra parte si hubieran infecciones de transmisión sexual o de cualquier otro tipo.

Precaución extrema con la privacidad de su relación, eso implica evitar compartir chismes, confesiones a los amigos, fotografías, videos y andar dejando rastros en redes sociales (likes, follows, comentarios y stalkeo) que pudieran romper con el espacio de intimidad. Esto es básico para la relación.

ACTUALIZACIÓN

Esto debe estar en la mente de ambos siempre. No se trata sólo de tener un consenso de sólo cama, sino de que ese acuerdo siga VIGENTE en cada encuentro.

No preguntarnos o expresar si seguimos en la línea puede traer mucho dolor, ya que tal vez una de las partes ya no está conforme, pero no lo dice para no sentirse juzgado o porque (quizá se enamoró) ya está fuera del acuerdo y teme expresarlo, pues en esa actualización podría perder el contacto y, con el fin de evitarse perder a su fuck buddy, prefiere exponer y poner en riesgo sus emociones. Así que siempre expresar si seguimos en la misma línea.

TÉRMINOS

Absoluta claridad de sus reacciones. Y si una de las partes detecta que se está involucrando de manera emocional, debe compartirlo, así como su decisión de alejarse o mantenerse, dado el hecho. Pero siempre dando conocimiento de ello.

Eso de salir huyendo, dejar de contestar llamadas, mensajes o bloquear al otro, sólo porque nos aterra darnos cuenta de que nos estamos enamorando o se nos puede complicar la vida, habla de que no nos encontramos listas y ese tipo de prácticas no son, sin duda alguna, para nosotras.

Y por favor, chica Cosmo, evita irte sin explicación alguna o comenzar a hacer trucos sucios para que él se aleje. Así envías el mensaje equivocado: él se sentirá usado y desechado, no suficiente, no merecedor y una lista de ofensas sutiles que lo harán estar muy mal. Y no se trata de despertarle demonios a nadie ni dejar víctimas a tu paso.

Un lazo ciento por ciento sexual merece, como cualquier noviazgo o matrimonio, tener un cierre digno para ambas partes, con armonía, agradecimiento por todo lo que descubrimos en nosotras mismas, lo que exploramos y las lecciones integradas.

Sabiendo que una vez que dejamos de ser espejo (sexual y emocional) del otro, el aprendizaje terminó y podemos decir adiós. Aunque a veces cueste igual que soltar una relación donde sí hubo vínculo íntimo esperado.

Al final, ambos compartieron su sexualidad, cuerpos y vulnerabilidades. Se dejaron entrar en el espacio del otro y eso siempre merece y si excepción, agradecimiento.