Periódico QuienOpina – Comidas que más te sacian y que te ayudan a perder peso

Comidas que más te sacian y que te ayudan a perder peso

bruce Junio 22, 2017 Comentarios desactivados en Comidas que más te sacian y que te ayudan a perder peso
Comidas que más te sacian y que te ayudan a perder peso

A la hora de perder peso existe un factor tan importante como la reducción en el consumo de calorías, el ejercicio o los trucos para acelerar el metabolismo: la psicología. Adelgazar es una labor complicada que necesita estímulos y estrategias que engañen a nuestro cerebro y frenen el impulso de ingerir alimentos innecesarios que el organismo convertirá posteriormente en grasas. Una de esas tácticas se basa en conseguir que el cerebro interprete que la demanda de nutrientes ha quedado satisfecha. Tres sustancias ayudan de forma particular a obtener esa sensación: el agua, la fibra y las proteínas. ¿Cuáles son los mejores alimentos para prevenir el hambre? Te presentamos 10 que son especialmente eficientes en esta tarea.

Algunos defenderán que las patatas no deberían estar incluidas en esta lista ya que poseen altas cantidades de carbohidratos. Ya sea asadas o hervidas, estos tubérculos se encuentran, sin embargo, cargados de vitaminas, fibra y otros nutrientes sin las grasas que se incorporan al alimento por otros procedimientos como la fritura. En un estudio en el que se intentó clasificar 38 comidas por sus capacidad para eliminar la sensación de hambre, las patatas cocinadas de este modo obtuvieron puntuaciones muy altas. Las personas encuestadas señalaron que se sintieron más llenas, y comieron menos cantidades dos horas después de haberlas consumido.

Cargados de proteínas, un solo huevo posee apenas unas 78 calorías, aportando además al organismo una serie de vitaminas y minerales esenciales. Tal y como sucede con otros productos, la forma de prepararlos condiciona la cantidad y calidad de las grasas, sobre todo si se incluyen aceites u otros ingredientes como los que se añaden a las tortillas. Una manera novedosa de cocinarlos, que ha sido todo un fenómeno viral, y que los hace particularmente saludables, es siguiendo la técnica de los huevos nube de la que hemos hablado en un artículo precedente.

La capacidad para saciar que los plátanos poseen proviene de su alto contenido en fibra, siendo al mismo tiempo su densidad calórica bastante baja. Un plátano de un peso medio contiene 105 calorías, pero también 3 gramos de fibra e importantes cantidades de potasio, vitamina C y vitamina B6.

Ante la misma cantidad de calorías entre un yogurt normal y un yogurt griego, el segundo posee el doble de proteínas, lo que significa que una sola porción te mantendrá con el estómago satisfecho durante mucho más tiempo. No es un alimento que deba consumirse, sin embargo, sin moderación. El yogurt griego posee una importante cantidad de grasas saturadas y puede incrementar los niveles de colesterol.

Las manzanas poseen un importante componente, perteneciente al grupo de los polisacáridos, que aumenta de forma considerable la sensación de saciedad en el organismo: las así llamadas pectinas. Otra de las curiosas ventajas que tienen las manzanas es que por su forma y su consistencia es necesario emplear más tiempo a la hora de comerlas, ingiriendo al mismo tiempo un número de calorías no demasiado elevado. De este modo se le da más tiempo al cuerpo para que envíe una señal al cerebro que le diga que estamos llenos.

Las palomitas de maíz acaban llenando el estómago rápidamente y tienen una importante ventaja psicológica: basta contemplar un bol lleno para que el cerebro interprete que comer toda esa cantidad basta para estar repleto durante todo el día.

Uno de los mitos que rodea a estos frutos es que no se deben utilizar en dietas de adelgazamiento. Los higos, sin embargo, poseen mucha agua y fibra que aportan al organismo una importante sensación de saciedad.

Son pequeñas, pero por su tamaño son también unas maravillosas píldoras naturales para adelgazar. Gracias a su alto contenido en agua y en fibra reducen la sensación de hambre sin consecuencias para tu línea. Combinados con el yogurt griego pueden ser la combinación perfecta.

Olvidados en el fondo del congelador o empleados como sustitutos del hielo para los golpes u chichones, estas diminutas legumbres son una óptima opción para que nuestro estómago acabe sintiéndose lleno. En 100 gramos de guisantes se incluyen casi 7 gramos de proteínas y 6 de fibra. Si no te gusta tomarlos solos, inclúyelos en otros platos como arroz y pasta para que la sensación de saciedad se realce.

 

Junto con los huevos se trata de una de las fuentes mayores de proteína barata que podemos adquirir en el supermercado. Los productos ricos en estos nutrientes nos llevan a liberar una serie de hormonas que nos hacen sentir llenos. Considerando que en una sola lata podemos encontrar hasta 20 gramos de proteína, el atún se presenta como un óptimo alimento para nuestro propósito..