Periódico QuienOpina – Así es el sistema Anti-Misiles de EE.UU

Así es el sistema Anti-Misiles de EE.UU

bruce Junio 1, 2017 Comentarios desactivados en Así es el sistema Anti-Misiles de EE.UU
Así es el sistema Anti-Misiles de EE.UU

Con esta sencilla comparación, el Pentágono describe el complejo sistema terrestre de intercepción de misiles que puso a prueba este martes desde California, EE.UU., y que por primera vez tuvo como objetivo un misil balístico intercontinental.

El ensayo consistió en el lanzamiento de un interceptador terrestre desde la base aérea de Vandenberg, en California, que logró derribar un misil balístico intercontinental lanzado desde la base de pruebas Ronald Reagan, situada en el atolón Kwajalein en las islas Marshall.

El sistema puesto a prueba este martes está mejorado y es tal vez el más ambicioso en materia tecnológica militar, aunque los críticos añaden que es el menos confiable.

Te contamos cómo es.

Defensa contra misiles

El Sistema Terrestre de Defensa a Medio Trayecto (GMD, por sus siglas en inglés) es un sistema antimisiles balísticos para interceptar cabezas explosivas en el espacio en plena trayectoria.

Se trata de un componente fundamental en la estrategia de defensa de un país para repeler misiles balísticos, incluidos los misiles intercontinentales que pueden transportar ojivas nucleares, armas químicas, biológicas o convencionales.

El concepto de defensa balística se basa en lanzar un cohete al espacio, luego de que se detecta el lanzamiento de un misil hostil.

Los elementos principales del sistema son:

  • Vehículo de muerte exoatmosférico: es un dispositivo de 1,5 metros que incorpora sistemas de control internos para interferir en la trayectoria de la ojiva del misil hostil, destruyéndolo en el aire por la fuerza del impacto.
  • Interceptor terrestre: para cada interceptor hay un depósito de misiles y una cámara acorazada subterránea adyacente al depósito.
  • Comando de gestión de batalla, control y comunicaciones.
  • Radares terrestres.
  • Radares de alerta temprana renovados.
  • Radares de banda X como la plataforma marítima de banda X.

Los interceptores actuales están situados en Fort Greely, Alaska, y en la base aérea de Vandenberg, California.

Se planeó una tercera base para un complejo de defensa de misiles que se iba a instalar en Polonia, pero el proyecto fue cancelado en septiembre de 2009.

Un ensayo “sin precedentes”

El GMD se considera la única defensa terrestre contra ataques limitados de misiles balísticos intercontinentales.

Hasta junio de 2014 se habían realizado 17 ensayos de intercepción, de los cuales sólo 9 tuvieron éxito. Ninguna de las pruebas de intercepción de vuelo entre 2010 y 2013 salió bien.

Como respuesta, el Pentágono pidió un aumento de presupuesto y la posibilidad de hacer otra prueba, que es la que tuvo lugar este martes.

En esta misión, múltiples sensores suministraron datos de localización y rastreo al comando de gestión de batalla, control y comunicaciones.

El radar marítimo de banda X, colocado en el Océano Pacífico, también identificó y rastreó el objetivo, que era un misil hecho a la medida para imitar un misil balístico intercontinental.

El sistema GMD recibió los datos de rastreo del objetivo y desarrolló una solución de disparo controlado para interceptar el objetivo.

Programado el disparo, se lanzó el misil terrestre y su vehículo de muerte exoatmosférico interceptó y destruyó el objetivo en colisión directa.

Tensiones con Corea del Norte

“La intercepción de un misil intercontinental complejo y que representa una amenaza es un logro increíble para el sistema GMD y un hito crucial para nuestro programa”, declaró el vicealmirante Jim Syring.

“Este sistema es de vital importancia para la defensa de nuestra patria y la prueba demuestra que tenemos un elemento disuasorio capaz y creíble contra una amenaza muy real”.

El gobierno de Estados Unidos asegura que no se trata de un gesto dirigido únicamente hacia Corea del Norte, pero la coincidencia de los eventos, dos días después del último ensayo norcoreano con misiles, ha despertado suspicacias.

Según el Pentágono, la prueba de este martes estaba prevista desde hace tiempo y el sistema está pensado para proteger a Estados Unidos de todas las amenazas, vengan de Corea del Norte, de Irán o de cualquier otro lugar.