Periódico QuienOpina – ‘Sex moves’ para volverte una experta en la cama

‘Sex moves’ para volverte una experta en la cama

bruce mayo 15, 2017 Comentarios desactivados en ‘Sex moves’ para volverte una experta en la cama
‘Sex moves’ para volverte una experta en la cama

Nos gusta ver esa cara en nuestro galán, esos ojitos de “¡wow!, eres una diosa”. Y esta vez no lo creerá. Pero lo mejor es que esto no se trata de ponerse a complacer, que aquí nadie es Geisha; la idea es que la pases bomba. Porque cuanto mejor lo hagas, el performance saldrá cool y porque nada les excita más que vernos infatuadas de deseo.

1. LA RESBALADILLA

¿Algo mejor que un masaje erótico? Sí, pero con el cuerpo de él, que, de paso, creará estímulos perfectos. Mas vas a necesitar que él te eche una manita y desde ahí comenzará el deleite.

Un buen aceitito de masaje, incluso el de bebé, será muy importante para que ambos llenen su cuerpo con éste. Literal, todo.

También puedes poner una toalla sobre la cama, por aquello de no dejar huellas en tus sábanas divinas. Ahora sí, él tiene que recostarse, boca arriba. Y tú también, pero sobre él.

Trucos

Tal vez te dé algo de miedo caerle encima y sacarle el aire. No va a pasar nada. Al estar muy bien aceitados será más fácil.

Recuéstate junto a él y empieza a deslizar tus piernas por las suyas, tu espalda en sus costados y así ve subiendo hasta que quedes sobre él. Tu espalda en su pecho.

Deja una pierna sobre la cama, para que te sirva de palanca. Sube y baja. Verás que es una sensación deliciosa. Porque claro, sus manos también pueden estar bien ocupadas sobre ti.

Ahora direcciona tu maravilloso (sí, maravilloso) trasero sobre su pelvis mientras dejas que su miembro vaya y venga acariciando tus nalgas y la entrada de tu vagina.

Doble estrella

Abre ligeramente las piernas y toma su pene. ¡Ojo! Ten a la mano lubricante con base en agua. No siempre es buena idea usar el mismo aceite para su miembro, ya que cuando te penetre (que ya vendrá la hora) podrías cambiar el PH de tu vagina y tener molestias después.

Tus manos y, claro, su amigo estarán bien aceitados, así que la sensación será única. Vas a masajear su pene al masajearte a ti. El autoerotismo nunca tuvo una mejor versión.

Tú vas a encontrar tus puntos de mayor placer y su miembro –sin querer– hará el trabajo. Además de subir y bajar gira tu cadera para dar en los blancos perfectos.

2. LEGS ON HIS HEAD

Ahora sí, levanta poco a poco tu tronco. O bueno, pídele que te dé un empujoncito y móntate sobre su pelvis. Sigues dándole la espalda, ¿ok? Continúa masajeándote con su pene y que comience la penetración. Estarás más que lista; lleva tu ritmo.

Trucos

Columpia tu cadera hacia adelante y atrás como primer move de la penetración. Cuando te sientas cómoda y su miembro se encuentre a fondo, echa tu pecho hacia adelante hasta sostenerlo en sus piernas, al tiempo que deslizas las tuyas para atrás hasta que queden a nivel de su cabeza.

Doble estrella

Tómate de sus tobillos y tira y empuja. O sea, genera el movimiento de entrada y salida de su pene de este modo. Él, claro, te puede ayudar empujando tu pelvis. Verás el cambio de sensación a la típica penetración, así que la sorpresa será mutua.

3. EL GIRO GLORIOSO

Esto será más que divertido. Pídele que giren al mismo tiempo, tratando de no perder la penetración durante el movimiento. O sea, ahora él debe quedar encima de ti, colocar los antebrazos y ser el que lleve el movimiento. Sus pies estarán a la altura de tus hombros.

Trucos

Hagan un conteo antes de hacer el giro y pónganse de acuerdo en el momento para no despegarse. Se van a morir de risa.

Para no dejar que su pene salga presiona con tus piernas a sus costados, como para prensarte y haz fuerza en el abdomen.

Si se terminan despegando, no pasa nada.

4. SEXO ORAL POSTORGASMO

Sí, la mayoría aplicamos sexo oral al inicio como parte del foreplay; sin embargo, esta vez seguro lo vas a sorprender haciéndolo entre rounds o para cerrar con broche de oro.

Trucos

Quizá piense que la esta se encuentra por terminar, aunque está muy equivocado. Si había perdido la erección como efecto de eyacular en la postura anterior, esto hará que vuelva y con ganas.

Usa una toalla húmeda y limpia un poco su pene, ya que seguro todavía tendrá bastante lubricante que usaste para los moves manuales. Ahora ponte cómoda y ¡deja que tu boca se dé gusto, al tiempo que lo llevas al éxtasis!

Doble estrella

Olvídate de mover la cabeza hasta quedar con dolor de cuello. Míralo a los ojos mientras dejas que tu lengua viaje de ida y vuelta por la parte posterior del tronco de su pene, por cierto, una zona muy sensible. Termina haciendo giros linguales sobre el glande.

¿Un poco más de placer? Ten a la mano una paleta de hielo. Chúpala hasta que tu boca se enfríe y comienza a darle caricias orales. Poco a poco tu boca se irá calentando y su pene tendrá esa dimensión de sensaciones. Y luego, why not?, pídele que pruebe hacer lo mismo sobre tu vulva. Verás qué cosa…

5. INVITA A UN JUGUETE

Esto puede aplicar en cualquier momento y para cerrar es muy buena idea. Tú sabes qué tipo de juguete puedes invitar dependiendo de tu chico.

Casi todas piensan en vibrador y, bueno, de ser así trata de que no tenga una forma fálica si crees que a él le puede dar sensación de competencia o que puedes usarlo para penetrarlo (lo cual a la mayoría le parece un absoluto No-No). Suele ser una bala con forma amable.

Si de plano la cosa que vibra no es lo tuyo usa antifaces, masajeadores, pintura comestible y tiras de plumas. Tú decides.

Trucos

Si eliges algo que vibre, utilízalo en todo el cuerpo. Les ayudará a relajarse y a seguir creando sensaciones. Colócalo sobre los pezones (de ambos), la pelvis, la entrepierna. Es un modo de dar caricias y masajear al mismo tiempo.

Al proponer un gadget o artículo al nal de la tertulia sexual, le quitas la carga –aunque ilógica o limitante, pero ni modo, algunos la sienten– de que el juguete es necesario porque él no es suficiente para ti. Así, al final, se convierte en un alia- do para darle un toque extra al round.

Doble estrella

– Sólo di que la has estado pasando tan bien (y dudo que mientas en ese momento) que quieres probar algo distinto y que entre el juguete en acción. Y si son una pareja que normalmente los usa, busca algo que verdaderamente les resulte novedoso. Pásenla bomba.