Periódico QuienOpina – Mentiras y verdades impactantes sobre el azúcar

Mentiras y verdades impactantes sobre el azúcar

bruce mayo 25, 2017 Comentarios desactivados en Mentiras y verdades impactantes sobre el azúcar
Mentiras y verdades impactantes sobre el azúcar

El azúcar es un alimento rodeado de muchos mitos. ¿Es verdad que es mejor el azúcar negra? ¿Es cierto que engorda o que provoca hiperactividad en los niños? Conoce la verdad según fuentes especializadas y cuáles son los límites saludables de consumo.

Falso. Se culpa a las grasas o el azúcar de la obesidad, y en parte es cierto, sin embargo, el azúcar por sí sola no engorda. Lo que provoca el aumento de peso es ingerir más calorías de las que el cuerpo utiliza, las cuales provienen del azúcar y de otros carbohidratos.

Muchos alimentos y bebidas populares se producen con azúcar extra, esto no aporta nutrientes pero sí calorías. La lista la encabezan las sodas, jugos industriales y golosinas, y le siguen las comidas rápidas.

Si, son sinónimos. La denominación química oficial del azúcar de mesa común es sacarosa, o sucrosa (en inglés, sucrose). El azúcar es sacarosa, un carbohidrato de origen natural que se obtiene de la caña de azúcar o la remolacha.

Verdadero. Cada vez que comemos o bebemos algo que contenga azúcar o almidón, las bacterias en la boca usan estas sustancias para producir ácido. Este ácido comienza a ‘cariar’ el esmalte de los dientes. Es fundamental cepillarse los dientes después del consumo de este tipo de alimentos.

Falso. Si bien las personas con diabetes deben moderar el consumo de azúcar, ésta no es la culpable de la enfermedad. La diabetes se produce cuando los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos porque el cuerpo no produce insulina o no la utiliza de manera adecuada.

Falso. La mayor parte de los estudios que se han realizado hasta el momento concluyen que el azúcar no causa hiperactividad. Los azúcares y los carbohidratos ingresan al torrente sanguíneo rápidamente y se producen fluctuaciones rápidas en los niveles de glucemia que podrían aumentar su energía, pero es sólo momentánea.

Falso. Debe ser consumida con moderación y dentro de una alimentación balanceada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere limitar el consumo a menos del 10% de la ingesta calórica total, lo que que equivale a 50 gramos (o unas 12 cucharaditas) en el caso de una persona con un peso saludable.

El azúcar negra es el azúcar con cristales que han retenido parte de la melaza, que es lo que le da el color. En realidad, es azúcar sin refinar. Para el organismo, significan lo mismo en términos de nutrientes y calorías.

Un estudio de 2015 del Instituto de Ciencias Weizmann, en Israel sugiere que las personas tienen respuestas muy distintas del azúcar en sangre a los mismos alimentos: algunas muestran grandes aumentos incluso tras comer opciones supuestamente saludables, hallaron.

Verdadero. El cerebro necesita azúcar en forma de glucosa para poder llevar a cabo sus funciones, sin ella no puede enviar mensajes a las neuronas. La glucosa proviene de comer alimentos ricos en carbohidratos, como cereales, legumbres, frutas y vegetales. Sin embargo, el exceso de azúcar puede derivar en graves daños.

En un estudio publicado en 2007 por la Universidad James Cook, los investigadores descubrieron que las ratas adictas a la cocaína preferían azúcar y agua como recompensa, por sobre la cocaína. Sin embargo, hacen falta más estudios para reafirmar este hallazgo.

El azúcar es agregado a docenas de alimentos, también a las opciones “saludables”: las barras de granola Nature Valley de avena y miel contienen 12 gramos de azúcar. En todo lo que consumes, hay azúcar, sólo hay que prestar atención a las etiquetas.

Fuentes utilizadas: Biblioteca Nacional de Medicina, Institutos Nacionales de Salud (NIH), Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), Organización Mundial de la Salud (OMS).