Periódico QuienOpina – Formas naturales de aliviar el dolor de cabeza

Formas naturales de aliviar el dolor de cabeza

bruce Mayo 25, 2017 Comentarios desactivados en Formas naturales de aliviar el dolor de cabeza
Formas naturales de aliviar el dolor de cabeza

El dolor de cabeza puede ser terrible. El dolor puede irradiar desde detrás de los ojos, en el cuello, los hombros y en el pecho. A veces se clava en el fondo de los ojos o en alguna zona de la cabeza y puede ser horrible. Siempre que te duela mucho la cabeza deberás acudir a tu médico para comprobar que no se trata de un problema grave que deba ser tratado inmediatamente por profesionales.

La buena noticia es que existen muchas formas naturales de tratarlos cuando no son problemas muy graves de salud. Si no sabes formas naturales para aliviar los dolores de cabeza no te pierdas los siguientes puntos.

Formas naturales para aliviar el dolor de cabeza

1. Un masaje

Aunque el alivio es temporal masajear las zonas doloridas ayudará a reducir el dolor de cabeza. Puedes frotar los templos, el cuello, la espalda, la cabeza y los hombros para ver si la sensación pulsátil o punzante desaparece. Si no puedes hacerlo por ti mismo, pide a alguien de confianza que lo haga por ti o acude a un masajista.

Una sesión de masaje semanal en estas regiones puede reducir las migrañas e incluso promover un mejor sueño cada noche. La razón por la que el masajeproporciona alivio se debe a los movimientos terapéuticos de la piel alrededor de las áreas apretadas. Cuando se aumenta el flujo de sangre, las zonas afectadas pueden relajarse de manera natural.

2. Magnesio

 El magnesio es mucho más seguro que un analgésico. Normalmente, las personas que sufren de migrañas o dolores de cabeza continuados tienen niveles bajos de magnesio, por lo que si se aumenta la ingesta del mismo, se reducen los dolores de cabeza.

El magnesio también puede bloquear los productos químicos para el dolor de transmisión que se encuentran en el cerebro, mejora la función de las plaquetas y también evita la difusión de la depresión cortical.

Habla con tu médico para que te diga cómo puedes aumentar la toma de magnesio en tu dieta o cómo tomarlo con seguridad. Puede tener efectos secundarios como la diarrea, pero para que se pase solo se tendrá que bajar la dosificación.

3. Acupuntura

Con esta medida, se insertan agujas finas bajo la piel para cambiar el flujo de energía en el cuerpo. Aunque suele ser una medida bastante cara son muchas las personas que están contentas con el resultado de la acupuntura para diferentes dolencias, entre ellas, los dolores de cabeza.

4. Aceites esenciales

El uso de aceites esenciales no es solo para la aromaterapia. Existen varios aceites esenciales que van muy bien para los dolores de cabeza, ejemplos de ellos son el aceite de menta o el aceite de lavanda.

El aceite de menta tiene un efecto de larga duración de enfriamiento sobre la piel, lo que estimulará el flujo de sangre a las regiones afectadas de la frente para las contracciones musculares que causan un dolor de cabeza y gracias a esto el dolor se puede calmar.

El aceite de lavanda funciona de forma ligeramente diferente. Este aceite se sabe que es un estabilizador del humor y tiene cualidades sedantes. En 2012, hubo un estudio donde los participantes debían inhalar aceite de lavanda durante 15 minutos. De 129 ataques de dolor de cabeza, 92 se vieron afectados positivamente por el remedio de aceite de lavanda. Así que si los dos se usan juntos (lavanda y mental) sería todo un escudo natural para evitar los dolores de cabeza y las migrañas.

5. Calor y frío

Esta es una forma de controlar los dolores de cabeza sin riesgo y es especialmente eficaz contra las migrañas que cualquiera puede hacer. Incluso las mujeres embarazadas y los niños muy pequeños. A veces, la mejor manera de cuidar de dolor implacable es un poco de remedios de calor y frío.

Cuando se quiere aliviar la tensión, aplicar calor en la parte posterior del cuello. Cuando lo que tienes es un dolor de cabeza palpitante detrás de los ojos o en las sienes lo mejor es poner hielo en el punto afectado. Al permitir que la temperatura de la sangre se refresque, alivia la sensación pulsátil.