Periódico QuienOpina – ¿Buscas trabajo? Cuida mucho lo que haces en las redes sociales

¿Buscas trabajo? Cuida mucho lo que haces en las redes sociales

bruce mayo 29, 2017 Comentarios desactivados en ¿Buscas trabajo? Cuida mucho lo que haces en las redes sociales
¿Buscas trabajo? Cuida mucho lo que haces en las redes sociales

Facebook, Instagram, WhatsApp… No son simplemente redes sociales o aplicaciones con las que pasar el tiempo. Las empresas encuentran ahí lo que quieren de sus candidatos a un puesto de trabajo. Buscan sus aficiones, sus valores e incluso sus relaciones. Por esto, hay que tener cuidado con lo que se sube a la red. Ya no basta con tener Facebook para tus amigos y LinkedIn para el plano profesional. Ahora todo va más allá.

El 86% de las empresas consulta las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión. En el 36% de las ocasiones, esta visita ha empeorado su opinión, según el informe Infoempleo-Adecco sobre Mercado de Trabajo y RRSS. “Por este motivo es muy importante saber utilizar correctamente las RRSS para que no te afecten, y si lo hacen, que sumen, no que resten”, comenta Raquel Izquierdo, directora de Servicio de Adecco.

Pero, ¿qué persigue una empresa en las redes sociales? Los aspectos que más se buscan son: su expresión, comunicación, intereses… “Fundamentalmente, se buscan conexiones con los valores de la compañía”, puntualiza Izquierdo. Una compañía, cuando hace un proceso de selección, encuentra en el currículum vitae oficial información académica y laboral, pero “difícilmente” se encuentra información sobre los valores que tiene un candidato. “Las redes sociales te dan esa información y te ayudan a complementar el proceso de evaluación”, asegura la directora de Servicio de Adecco.

La empresa recurre a las redes sociales porque no sólo quiere buscar cualidades técnicas, sino actitudes personales para saber si el candidato puede encajar o no. Los perfiles personales muestran las aficiones, la capacidad de comunicación y también dan una mejor medida de cómo es cuando no se está bajo la presión de una entrevista.

Facebook es uno de los muchos lugares donde encontrar candidatos. El reclutador se puede acercar a ellos de un modo más amable y con menos protocolo. Al principio, la red social de Marck Zuckerberg estaba muy diferenciada de otras redes más profesionales como puede ser LinKedIn. En Facebook no importaba si se subía una foto con los amigos después de un gran fin de semana. Pero ahora parece que se han abierto las barreras.

ASÍ EVITARÁS SER RECHAZADO

 Porque las redes sociales ya lo colonizan todo. Están extendidas a todas la capas de la sociedad, tanto en adolescentes como jóvenes o personas más adultas. También se usan para buscar empleo, pero para ello conviene hacer un uso correcto. “Los candidatos deben saber que las redes sociales son la imagen que transmiten”, apunta Izquierdo.

El usuario de estas herramientas debe centrar sus esfuerzos en mostrar que son buenos profesionales. “Para que el uso de las redes no perjudique a un candidato es recomendable que éste evite comportamientos inadecuados en las imágenes y textos que publica, comparte y opina”, explica Raquel Izquierdo.

Además, es importante que revise su ortografía y que en sus comentarios utilice un vocabulario adecuado, asociando lo que publica con sus intereses y proyección profesional para fortalecer su perfil.

No obstante, no sólo hay que estar atento a lo que se sube en las redes sociales o la frase y fotografía que aparece en el perfil de WhatsApp, sino que todo lo que haya en internet sobre un usuario puede ser propenso a utilizarlo.Sólo basta con poner el nombre del candidato en Google y revisar todo lo que aparece sobre éste en la red.

Cuando el encargado de buscar candidatos investiga en las redes sociales de los candidatos se fija en su ‘timeline’. Este rastreo aporta información de cómo se expresa y se comunica cada persona. Sin embargo, las redes sociales cuentan con varias opciones de privacidad. En este caso, el profesional se debe fijar en los datos de carrera facilitados, la actitud y el tono de mensajes que son públicos.

NUEVAS GENERACIONES Y SU USO DE LAS REDES

En la actualidad, la gran mayoría de los adolescentes tienen un móvil propio o, por lo menos, acceso rápido a uno y las aplicaciones. Con todo esto, tienen un perfil en las redes sociales más comunes. Facebook e Instagram se han convertido en sus aliados preferidos para enseñar lo que hacen y con quién y conseguir los máximos ‘likes’ posibles. A esta edad no suelen darse cuenta en la importancia de los contenidos que suben.

“Todo va a depender del tipo de empresa al que optan, y de lo que ellos hayan compartido”, apunta la experta. De hecho, alerta de que uno debe ser consciente desde el primer minuto en el que hace uso de las redes sociales de que “a partir de ese momento la exposición es máxima, desde el primer instante dejas rastro…”

Por este motivo, desde Adecco se aconseja prudencia y mantener el equilibrio entro lo personal y lo privado. Esa será la clave para que tu marca personal no te perjudique en según qué proceso de selección.

CÓMO MEJORAR EL PERFIL

Por otro lado, hay redes sociales que están hechas y destinadas para la vida profesional. Así que el perfil en LinkedIn tiene que estar cuidado hasta el mínimo detalle para obtener resultados, ya sea encontrar trabajo, mejorar tu puesto laboral o darse a conocer laboralmente.

Desde Randstad dan cinco consejos para mejorar el perfil en esta red social profesional.

Facilita que los reclutadores o directivos lleguen hasta tu perfil: algunas indicaciones para conseguirlo son personalizar la URL de la página con tu nombre y apellidos e incluir palabras clave que te definan (por tus estudios, habilidades o experiencia). Trata de añadirlas de forma coherente y estratégica: en titulares, novedades en tu estado o mensajes. Otra opción es compartir todas las actualizaciones que realices en tu perfil de Linkedin en otras redes sociales como Facebook y Twitter.

Orienta toda la información hacia el empleo que estás buscando: intenta personalizar tu currículum con la información que esté más relacionada con el puesto que buscas.

Demuestra compromiso e interés: aprovecha el tiempo que estás desempleado para formarte profesionalmente, estudiar idiomas o desarrollar nuevas aptitudes. De esta manera, demostrarás que eres una persona activa, con ambiciones y metas.

Haz pública tu información: no caigas en el frecuente error de convertir tu perfil en un mero currículum, destacando únicamente lo que hiciste en el pasado. Lo realmente importante es compartir lo que puedes llegar a hacer por los demás y en qué actividades te desenvuelves mejor.

Nunca indiques que estás en paro o desempleado, mejor opta por señalar que estás en búsqueda activa de empleo; y, si puedes, comparte tu perfil en varios idiomas para otorgarle un valor añadido y acceder a un mayor número de posibles empleadores.