El sueco Zlatan Ibrahimovic, que tendrá que estar fuera de los terrenos de juego entre seis y ocho meses por una lesión en los ligamentos de la rodilla , aseguró que rendirse no es una opción.

“Una cosa es segura, soy yo el que decide cuándo me retiro, nadie más. Rendirme no es una opción”, publicó el atacante nórdico del Manchester United en su cuenta oficial de Instagram.

Ibrahimovic, que al igual que su compañero Marcos Rojo se ha roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y se perderá lo que resta de temporada, agradeció las muestras de cariño recibidas y aseguró que va superará la situación como siempre lo ha hecho y volverá “aún más fuerte”.

El delantero sueco, de 35 años, ha completado una buena temporada con los Red Devils. Ha sido clave en el esquema ofensivo del equipo de Jose Mourinho, con el que ha marcado 28 tantos entre las distintas competiciones disputadas.

Publicidad