Diario QuienOpina.Com – Honduras, Suspendida magistrada por extravío del expediente de Berta Cáceres

Honduras, Suspendida magistrada por extravío del expediente de Berta Cáceres

bruce abril 25, 2017 Comentarios desactivados en Honduras, Suspendida magistrada por extravío del expediente de Berta Cáceres
Honduras, Suspendida magistrada por extravío del expediente de Berta Cáceres

Tegucigalpa, Honduras.

Por considerar que hubo inobservancia de la ley procesal, la magistrada propietaria de la Corte de Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán, María Luisa Ramos Matute, fue sancionada disciplinariamente al quedar suspendida de su cargo, sin derecho a remuneración por el plazo de un mes, después de extraviar la copia del expediente de la malograda dirigente indígena, Berta Isabel Cáceres Flores.

La presidencia del Poder Judicial, mediante el expediente número 25-2016, emitido el pasado 28 de febrero, concluyó en su informe lo ya establecido por la Inspectoría General del Juzgado y Tribunales, en el sentido que “hubo inobservancia de la ley procesal por parte de la funcionaria judicial María Luisa Ramos Matute, lo que trajo como consecuencia la pérdida del mencionado expediente jurisdiccional”.

Según la comunicación, “la medida (contra la magistrada) corresponde a lo establecido en el artículo 15, párrafo 2° de su reglamento”.

La funcionaria judicial fue sometida al proceso disciplinario interno, que la ha dejado fuera de sus funciones temporalmente, mediante el cual se le declaró responsable administrativamente de infracciones disciplinarias graves, contenidas en la Ley de la Carrera Judicial.

El procedimiento fue originado por la decisión de la funcionaria de sacar de la sede del tribunal de justicia, sin la debida autorización el expediente jurisdiccional contentivo del proceso penal incoado contra Mariano Díaz Chávez, Douglas Geovany Bustillo y Sergio Ramón Rodríguez Orellana, por suponerlos responsables de los delitos de asesinato en perjuicio de Berta Isabel Cáceres Flores y de asesinato en su grado de ejecución de tentativa contra un testigo protegido.

El pasado 28 de septiembre, la magistrada María Luisa Ramos Matute fue despojada del vehículo en el cual se transportaba y en cuyo interior se encontraba el expediente jurisdiccional 550-16, que posteriormente fue reconstruido, por orden de la Corte de Apelaciones Penal con Competencia Territorial Nacional y el proceso en este caso sigue su curso inalterable.

Es así que el 30 de septiembre de 2016, el Juzgado de Letras Penal con Competencia Territorial Nacional, remitió a la Corte de Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán, copia autenticada del expediente jurisdiccional perdido, de dos tomos y con mil doscientos treinta y un folios útiles.

En su defensa, la magistrada Ramos Matute explicó a las autoridades que no hubo dolo y que la decisión de sacar el expediente fue para trabajar en su casa una resolución que entregaría al día siguiente, sin embargo, 15 minutos después de haber abandonado el palacio de la sede del Poder Judicial fue despojada de su vehículo, en un evidente robo del automóvil, como se denunció ante la Policía.

De acuerdo a las autoridades, “la funcionaria judicial expedientada al sacar sin la debida autorización el referido expediente jurisdiccional de la sede del Tribunal de Justicia al cual ella está adscrita, aunque haya sido para efectos de estudio y de agilización del trámite procesal, se extralimitó en el ejercicio de su cargo de magistrada de la Corte de Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán, ya que actuó más allá de lo que le es legal y reglamentariamente permitido”.

Aunque no cabe duda que el robo del vehículo realmente ocurrió, “entra en el ámbito de los eventos de fuerza mayor y caso fortuito, por lo que su ocurrencia no podía conocerse o preverse anticipadamente; sin embargo, el hecho que dentro del carro que le fue despojado a ella estuviese un expediente jurisdiccional, que además era contentivo de un caso penal de alto impacto social, es responsabilidad directa y exclusiva de dicha servidora judicial”.

Luego que la abogada fue comunicada sobre esta decisión de la Presidencia del Poder Judicial, tuvo 10 días hábiles para recurrir. A estas alturas, la decisión está firme y ella, suspendida de sus funciones por un mes con suspensión y sin derecho a su remuneración.