Tegucigalpa, Honduras.

Sumamente preocupados se encuentran los pobladores de colonias ubicadas al noroeste de Capital, ante la presencia de una banda criminal dedicada al rapto y posterior violación de mujeres.

La banda de sátiros, cuyos integrantes se hacen pasar como integrantes de la Mara Salvatrucha (MS-13), cometen las fechorías usualmente en horas de la noche, cuando salen a bordo de un vehículo turismo azul al acecho por el anillo periférico y por las calles de las colonias “21 de Febrero”, San Francisco, Los Laureles, Vista Hermosa, “Arturo Quezada” y sus alrededores.

El modus operandis de los violadores consiste en ubicar a mujeres que caminan por las calles, a las cuales obligan a subir al mencionado automóvil, para luego irlas a violar a lugar aún no establecido por la Policía Nacional.

Según las denuncias, en los últimos dos meses la banda delincuencial ha raptado y ultrajado a unas diez mujeres, quienes han sido víctimas de los instintos sexuales de los criminales que se hacen pasar como “mareros” para atemorizarlas más y no ser denunciados.

El último rapto sucedió la madrugada del domingo, cuando una joven madre de tres hijos salió junto a su pareja de un cumpleaños que se celebraba en la colonia Los Laureles.

La pareja iba caminando por un tramo del anillo periférico, cuando fueron interceptados por los violadores, quienes sometieron a la impotencia al varón, mientras otros subían a la fémina al carro en mención.

El hombre fue abandonado en la carretera, golpeado en una cuneta, mientras observaba como se llevaban a su mujer, pensando lo peor para ella.

Fue hasta a la 1:00 de la tarde del mismo día cuando los malvivientes soltaron a la mujer, después de ser salvajemente ultrajada. Así, ya unas diez mujeres han interpuesto denuncias ante la Policía Nacional.

Publicidad