Periódico QuienOpina – ¿Cómo hacer listas para ser más productivo?

¿Cómo hacer listas para ser más productivo?

bruce abril 17, 2017 Comentarios desactivados en ¿Cómo hacer listas para ser más productivo?
¿Cómo hacer listas para ser más productivo?

Esta puede ser la solución para ser más ordenado, asegurarse de que no se le olviden las cosas y que el trabajo quede hecho. Le contamos qué debe tener en cuenta a la hora de hacerlo.

Siempre es una ventaja saber de antemano lo que hay que hacer y mucho mejor si esas actividades están anotadas, de esta manera no tendrá que preocuparse por recordar las cosas, basta con echar un vistazo a su lista. Al hacerlo, hay que tener en cuenta que no solo se deben poner las  actividades diarias difíciles de recordar, también es importante agregar las rutinarias, tampoco se trata  de anotar solo cosas importantes,  lo mejor es tener en cuenta hasta el más mínimo detalle,  por otro lado es bueno proponerse.

Todo proyecto grande tiene una lista con actividades para hacer, desde planes de gobierno hasta construcciones de edificio, es una especie de garantía de que las cosas se van a hacer . Si no es muy amigo de el papel, puede usar aplicaciones como To dolist o Any.Do que le ayudan a monitorear las cosas desde su celular. Propóngase escribir también las actividades de descanso y diversión, pues también son importantes.

Las listas le dan importancia a las tareas:  es tentador que al hacer una lista se nos ocurran más y más cosas por agregar, e incluso que cuando el trabajo avance decidimos saltarnos las tareas que parecen simples y seguir con lo importante. Las listas establecer jerarquía en las actividades, como también nos dicen cuál es el mínimo de cosas por hacer para completar nuestros objetivos.   Es importante no dejar de lado las tareas simples, recuerde que en ocasiones pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Nos liberan de carga:  algunos consideran que hacer listas no es lo ideal, pues prefieren sentirse con más autonomía, libres y creativos al hacer sus actividades, el problema es que muchas de las metas se pueden olvidar, además se  gasta energía recordando que es lo que deben hacer. Es como si usted tuviera un computador con el disco duro lleno, su mejor opción es comprar un disco portatil para liberar espacio para usarlo en otras cosas, lo mismo pasa con el cerebro, con las listas en vez de andar recordando cosas podría usar ese esfuerzo para ser más creativo en sus actividades.

“Si no tiene las actividades en una lista estará pensando en dos o tres cosas a la vez, mientras que si lo tiene escrito se concentra más en la ejecución. Además, cuando va tachando se cierra un ciclo de acción y se recupera la atención que se le ponía a ese ciclo “, asegura Jairo Pinilla, gerente de Performia, una empresa dedicada a la selección de personal y al mejoramiento de productividad de sus clientes.

Las listas promueven la disciplina:  es importante asegurarse de que hasta la más pequeña tarea quede lista, es la mejor forma de ser disciplinado. Al principio será difícil completar todas las tareas, pero a medida que las comience hacer le irá cada vez mejor, va a estar más atento e incrementar los chances de ser más productivo.

Ahorran tiempo:  el tiempo que requiere hacer una lista  puede ser una excusa para no intentarlo, es razonable que alguien sienta pereza  y hasta lo crea inecesario, sin embargo hacer listas ayudan a ahorrar tiempo a lo largo del día, pues previenen errores causados por saltarse los pasos básicos, así evitará  gastar tiempo corrigiendo cosas y lo podrá usar desempeñando cualquier otra actividad.

Revise sus errores: examine por qué no está consiguiendo los resultados que quiere,  busque los puntos débiles en las tareas de su vida cotidiana. Por ejemplo, si siempre llega tarde es porque quizá no deja las cosas listas la noche anterior o porque se está demorando mucho en el desayuno. Revisar las cosas que salgan mal, son la base para mejorar sus listas.

Concéntrese en las cosas simples que siempre olvida:  puede ir completando la lista y ajustarla a sus necesidades, es recomendable que la lleve siempre consigo en un bolsillo o en su celular, la idea es tener la posibilidad de editarla constantemente.

Los proyectos van aparte: las tareas complejas pueden requerir muchos pasos para ser realizadas, por eso si se trata de un proyecto o procedimiento complicado, lo mejor es que lo anuncie en su lista diaria y  lo tenga en otra hoja con los pasos para hacerlo. Pues es probable que para realizar este tipo de tareas deba hacer llamadas, conseguir documentos, revisar fuentes y muchos otros pasos que pueden ser esenciales y a la vez fáciles de olvidar.

Adapte la lista de acuerdo con sus necesidades: seguramente en tres meses no va a estar realizando las mismas actividades que hace hoy,  es normal que sus rutinas cambien, es parte del ciclo de la vida. Adapte su rutina y las listas a los cambios que vengan, si por ejemplo no ha tenido los resultados que quiere, es probable que esté intentando hacer muchas cosas al mismo tiempo, por eso es mejor ser flexible al definir los objetivos de la lista.

Si su meta es pasar el examen de inglés para poder graduarse de la universidad, lo mejor es que tenga presente su objetivo en la lista. De esta forma su lista puede tener los siguientes elementos:

*Buscar nuevo vocabulario
*Leer 3 artículos del New York Times
*Llamar por teléfono a una compañía internacional para practicar
*Revisar el libro de gramática
*Ver una película sin subtítulos.

Para elaborar este artículo se tomaron como fuentes de consulta a Forbes y  Business Insider.