Periódico QuienOpina – Eurodiputado, “Las mujeres son más débiles y menos inteligentes”

Eurodiputado, “Las mujeres son más débiles y menos inteligentes”

bruce marzo 2, 2017 Comentarios desactivados en Eurodiputado, “Las mujeres son más débiles y menos inteligentes”
Eurodiputado, “Las mujeres son más débiles y menos inteligentes”

El polémico eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, conocido por sus comentarios racistas, machistas y antisemitas, ha defendido este miércoles en el Parlamento europeo la brecha salarial entre hombres y mujeres, justificada, según él, por la “inferioridad” femenina, un comentario que ha motivado un rifirrafe con la parlamentaria socialista española Iratxe García.

“¿Sabe usted qué papel ocupaban las mujeres en las Olimpiadas griegas? La primera mujer griega, ya se lo digo yo, estaba en el puesto 800. ¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros cien jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes”, dijo ante el pleno de la Eurocámara Korwin-Mikke, que no está adscrito a ningún partido político y es europarlamentario desde 2014.

La eurodiputada del PSOE, visiblemente enfadada, pidió la palabra para contestarle: “Mire, señor diputado. Según sus teorías, yo no tendría derecho de estar aquí como diputada. Y sé que le duele y le preocupa que hoy las mujeres podamos estar representando a los ciudadanos en igualdad de condiciones con usted. Yo aquí vengo a defender a las mujeres europeas de hombres como usted”.

La discusión se produjo en un debate en el Parlamento Europeo sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, un 16% de media europea y un 18,8% en España. Durante el debate, la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao abogó por empezar a luchar contra esta consecuencia de la desigualdad mejorando la conciliación y la corresponsabilidad en cada hogar y por asignar responsabilidades en empresas y sector público por mérito y capacidad, sin que el género penalice. Resolver estos problemas “que empiezan por las actitudes personales de todos y cada uno de nosotros”, es el primer paso para combatir esta lacra, consideró Bilbao.

Durante la intervención machista de Korwin-Mikke presidía la cámara una mujer, la alemana socialista Evelyne Gebhardt, y se encontraba en el pleno la comisaria de Igualdad de Género, Vera Jourová.

Korwin-Mikke, defensor de la monarquía, la pena de muerte y la inferioridad intelectual de las mujeres, fue candidato a las elecciones en su país en 2015. Con un 4,8%, su partido se quedó a las puertas de conseguir el umbral mínimo del 5% para entrar en la cámara.

 Su comentario de ayer no es un caso aislado. El eurodipitado de extrema derecha, casado tres veces y con ocho hijos, ha sido sancionado dos veces por el Parlamento Europeo por sus discursos racistas y ofensivos: en 2012 por sus comentarios contra los negros y en 2015 se le suspendió 10 días de sueldo y se le impuso una multa de 3.000 euros por entrar en el pleno haciendo un saludo nazi.

Ha llamado a los refugiados “basura humana”, lamenta que las mujeres tengan derecho a votar, pone en duda las denuncias por violación y cuestiona que Hitler estuviera al corriente de los planes para exterminar a los judíos.