Periódico QuienOpina – Qué pasa en tu cuerpo cuando te masturbas?

Qué pasa en tu cuerpo cuando te masturbas?

bruce noviembre 25, 2016 Comentarios desactivados en Qué pasa en tu cuerpo cuando te masturbas?
Qué pasa en tu cuerpo cuando te masturbas?

Sabemos perfectamente que tener sexo tiene varios beneficios en nuestro cuerpo, como por ejemplo, puede mejorar tu ciclo de sueño, bajar la presión arterial y aliviar el estrés. Pero ¿qué pasa con “ayudarse a sí mismo?” ¿Existe algún beneficio o se podría considerar un hábito? 

Si estás un poco preocupada de las consecuencias de la masturbación es momento de relajarte. Pero ¿qué es lo que realmente sucede en tu cuerpo? Por un lado, a través de la evolución, nuestros cerebros se han desarrollado de una manera tal que responden de manera positiva a la estimulación sexual, durante el proceso se  liberan endorfinas y dopamina, y no tiene ningún efecto secundario negativo.

Diferentes estudios demuestran que un encuentro hot tiene todo tipo de beneficios en hombres, como por ejemplo: ayuda a la presión arterial, el corazón y la salud de la próstata. Se podría pensar que la masturbación también los tiene, pero no es así…

Y te estarás preguntando ¿cuál es la diferencia si al final hay eyaculación? En realidad nadie está seguro. Sin embargo, tu cuerpo responde de manera diferente. Incluso la composición del semen es diferente si te masturbas en lugar de tener relaciones sexuales.

Un estudio publicado en Jama, asegura que la masturbación en hombres reduce el riesgo de padecer cáncer del próstata, debido a que la eyaculación ayuda a eliminar agentes cancerígenos potenciales. ¡Pero cuidado! La masturbación frecuente puede causar irritación de la piel y aplicar mucha fuerza de flexión en un pene erecto podría romper las cámaras que se llenan de sangre, ésta es una condición rara llamada fractura de pene.

Por otro lado, la masturbación en mujeres puede ayudar a prevenir infecciones cervicales y urinarias con la apertura del cuello uterino que ocurre como parte del proceso de excitación.

Cuando el cérvix se estira la mucosa cervical fluye, el flujo facilita que las bacterias sean expulsadas. También podría reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, reducir el insomnio por medio de la liberación de hormonas y tensión, además aumenta la fuerza del piso pélvico por medio de las contracciones que suceden durante el orgasmo.