Diario QuienOpina.Com – Películas para disfrutar de la monogamia

Películas para disfrutar de la monogamia

bruce noviembre 28, 2016 Comentarios desactivados en Películas para disfrutar de la monogamia
Películas para disfrutar de la monogamia

Llevamos unos cuantos años ya inmersos en el siglo XXI, y en 2016 no paran de morir iconos que nos lo recuerdan: Leonard Cohen, David Bowie, Fidel Castro… Y el siglo XXI, a parte de traernos magníficos gadgets tecnológicos que hacen nuestra vida mucho más fácil y divertida, se han amplificado las posibilidades del poliamor. […]

Llevamos unos cuantos años ya inmersos en el siglo XXI, y en 2016 no paran de morir iconos que nos lo recuerdan: Leonard Cohen, David Bowie, Fidel Castro… Y el siglo XXI, a parte de traernos magníficos gadgets tecnológicos que hacen nuestra vida mucho más fácil y divertida, se han amplificado las posibilidades del poliamor. ¡Y qué diablos! Si el amor (y el sexo) es una de las cosas más divertidas que puede hacer el ser humano, ¿por qué privarse de ello? ¿Por qué no despertar cada día en una cama distinta? ¿Por qué no probar otros sabores?

Pero aunque parezca mentira hay una razón para privarse de esta alegría: La fidelidad. Cuando tenemos una pareja hacemos un contrato con ella y la mayoría de las veces va implícita la fidelidad, o sea, la monogamia. Romper ese contrato equivale a traición. Hay algunas personas que deciden seguir disfrutando del sexo variado (variado en cuanto a los participantes) a pesar de tener pareja. Este tipo de persona es la que ha sabido saltarse las reglas de la educación judeo-cristiana, a este tipo de personas no les gusta la pizza con piña y han venido al mundo a disfrutar sin ningún complejo de culpabilidad. No se fustigan por caer en la tentación de la carne y si tienen pareja simplemente lo mantienen en secreto para no hacer sufrir al otro. Porque le aman, al fin y al cabo, el sexo es una cosa y el amor es otra (aunque a veces se junten)

Sin embargo, y sin entrar en sofisticados análisis culturales o sociológicos, la mayoría han sido educados en la culpa y no se les da bien cargar con ella. Así que la fidelidad les hace felices. Pero evidentemente vivimos un presente lleno de estímulos y evitar tentaciones no es nada fácil… Por eso, en este informe con carácter de autoayuda, proponemos unos cuantos títulos para solidificar la monogamia.

Toda la vida para conocerte

¿Cómo no vas a creer en el amor verdadero y único después de ver a Ewan McGregor llenar de narcisos la casa de la mujer que ama?

Ella le dice: Si ni siquiera me conoces.

Él contesta: Tengo el resto de mi vida para conocerte.

Este momento de Big Fish es probablemente una de las escenas más románticas del cine moderno.

Pero eso es lo fácil, porque ambos personajes son jóvenes y guapos y tienen toda la vida por delante… ¿Pero qué ocurre con ellos en el futuro? ¿Cómo hace mella el paso del tiempo? Tim Burton, que nunca ha estado más contenido y sin embargo nunca se ha abierto tanto como en esta película (su padre murió poco antes de comenzar el proyecto) dibuja una secuencia tremenda y maravillosa de ambos protagonistas pisando su vejez. Los dos abrazados dentro de una bañera llena de agua y sin quitarse la ropa, una imagen mágica, romántica, triste y reconfortante al mismo tiempo.

Imprescindible si llevas con tu pareja… Más de 10 años.

 Gracias por la aventura

Los primeros diez minutos de Upson historia del cine. El amor condensado en unas cuantas escenas, algo a la altura de las más grandes obras de arte. Sin embargo el gran momento de la película, su clímax más emocionante llega a mitad del relato. Cuando ya conocemos de sobra a su protagonista, un viejo cascarrabias que ama profundamente las cosas que le rodean sólo porque le recuerdan a el amor de subida y que vive arrepentido de no haberle dado a su mujer la excitante vida que soñaban de pequeños, por que sí, esta pareja se conocen desde niños, crecen, viven y mueren juntos.

Entonces el anciano descubre que al final de su álbum de fotos ella había escrito: “Gracias por esta aventura. Ahora tienes que vivir una nueva”.

Claro, una historia de amor longeva entre dos personas está llena de subidas y bajadas. Compararla con una aventura no es ni siquiera una metáfora. Y ese valor de las relaciones sentimentales suele pasar desapercibido. Eres monógamo, sí, pero tan valiente, atrevido y feliz como tus amigos y amigas polígamos.

Imprescindible si llevas con tu pareja… Básicamente toda tu vida.

¿Y si viajáramos en el tiempo?

Imaginad que tenéis el poder de viajar en el tiempo, seguramente vuestros intereses románticos se multiplicarían de la misma forma que vuestro potencial para conquistarlos. Richard Curtis hizo con Una cuestión de tiempola comedia romántica definitiva, mezclando ciencia ficción con fantástico en la historia de Tim Lake y Mary.

Él puede viajar en el tiempo y aunque está muy enamorado de Mary, un día aparece su amor platónico (uno de los primeros papeles conocidos de Margot Robbie). Perfectamente podría caer en la tentación y viajar atrás en el tiempo para que en teoría nada hubiera ocurrido. Sin embargo, en vez de eso decide utilizarlo para degustar cada día de su vida.

Como dijo el crítico de cine Fausto Fernández: “Una película en la que se ven los mecanismos del enamoramiento, noviazgo y matrimonio”. Y además utilizando recursos de la ciencia ficción para profundizar en la paternidad y en el paso del tiempo. Una película perfecta para todo aquel que esté enamorado o lo haya estado. Para el que tenga una vida en pareja que se defina por la diversión. Una cinta para evitar tentaciones que puedan acabar con una relación regada con mimo, poco a poco.

Imprescindible si llevas con tu pareja… Más de ocho años.

El final del amor

Antes de hablar de la mejor película de Michael Haneke, Amour, vamos a evitar cómo el director se traiciona a sí mismo en el final del filme.  Amour es la historia de dos ancianos de ochenta años, de clase media-alta, que viven en París y a esas alturas la vida somete su amor a la prueba más complicada.

La relación de ambos personajes, su vínculo, la química que perdura año tras año es maravillosa pero Haneke no se olvida de la erosión del tiempo. La calidez con la que este director acostumbrado a incomodar cuenta esta historia de amor en el peor momento de la vejez sincera, cruda y muy elegante. La manera con la que Jean-Louis Trintignant trata a Emmanuelle Rivaes la manera que tiene el director de definir el amor maduro y pausado de dos personas con mucho vivido.

Los monógamos verán consuelo en la forma en la que los dos protagonistas terminan su existencia abrazando la muerte de su compañero.

El amor más allá de la vida

La monogamia es cursi. Una vez aceptemos esto podemos ver Ghosty vibrar con esta historia de amor sin ningún tipo de complejo.

Una pareja que se quiere mucho atraviesa un bache cuando él es disparado por un ladrón. Sin embargo, el amor es tan fuerte que él se queda en el mundo de los vivos para cuidarla y evitar que corra peligro. Si eso no es amor verdadero…

Es cierto que son jóvenes y que evidentemente ella va a tener que rehacer su vida, pero el mensaje es claro y si el personaje de Patrick Swayze no hubiera tenido ese terrible final ellos hubieran estados juntos para siempre. Así que el mensaje sería: alegraos de haber conocido a vuestra media naranja y aprovecharla que cualquier día… En fin, todos tenemos que morir.

Imprescindible si llevas con tu pareja… Entre 3 y 5 años.

Casados, con hijos y embarazados = hat-trick

Una chica de 40 años está firteando en un bar con alguien más joven y cuando la cosa se pone intensa le dice la verdad: Disculpa. Estoy casada, tengo dos hijas y estoy embarazada. Lo que los solteros llaman un hat-trick. Esto es un chiste deY si fuera fácil, la película en la que Judd Apatow contó lo complicado que era el amor en la madurez: mantener la pasión, evitar odiar a tu pareja, el sexo con frecuencia, la vida que no sean la vida de tus hijos… Y sin embargo, esa aparente propuesta cínica se convierte en una comedia que nos reconcilia con el amor de nuestra vida.

¿Para qué buscar por ahí si lo que tenemos al lado están asombrosamente genial y compatible con nosotros? Que sí que a veces le queremos matar, otras en cambio le queremos comer, como decía Amaral. Y ahí está la clave, la sala de la vida.

Imprescindible si llevas con tu pareja… Unos 20 años.

Amar a alguien hasta ya no existir

“¿Has amado alguna vez a alguien hasta llegar a sentir que ya no existes? ¿Hasta el punto en el que ya no te importa lo que pase? ¿Hasta el punto en el que estar con él ya es suficiente, cuando te mira y tu corazón se detiene por un instante? Yo sí.”

Así de fuerte se aman Ryan Gosling y Rachel McAdams en El diario de Noa. La película romántica que marcó a toda una generación. Una revisión del clásico de Romeo y Julieta sin tragedia. En la que dos personas de condiciones sociales opuestas se ven arrasadas por un apasionado romance que dura para siempre.

Y lo que hace de esta película un título fundamental para monógamos es su composición en flashback. Sin esos momentos de sus protagonistas ya maduros recordando su historia de amor, el mensaje romántico no tendría ninguna consistencia.

Imprescindible si llevas con tu pareja… poco más de un año.