Periódico QuienOpina – Nuevo Dodge Challenger podría ser retrasado

Nuevo Dodge Challenger podría ser retrasado

bruce noviembre 9, 2016 Comentarios desactivados en Nuevo Dodge Challenger podría ser retrasado
Nuevo Dodge Challenger podría ser retrasado

FCA ha retrasado los lanzamientos en Estados Unidos para muchos de sus productos nuevos, y aparentemente ahora están retrasando también las actualizaciones de medio ciclo. Dos fuentes cercanas con el tema señalaron a Automotive News que el Dodge Challenger y Charger han sido retrasados hasta por lo menos 2020.

La información llega a través de una fuente interna de FCA y un proveedor de FCA, quienes corroboraron que los detalles estaban escondidos en un contrato enviado a los miembros del sindicato de trabajadores automotrices canadienses, llamado Unifor. Las fuentes señalaron que FCA descontinuará la producción de uno de sus sedanes más grandes en 2020, una jugada que seguramente coincide con el rediseño del Challenger y Charger. Esos autos se trasladarán a la plataforma Giorgio, que ahora es la base del Alfa Romeo Giulia. Automotive News señala que la próxima generación de esos autos llegarán como año modelo 2021. Antes habíamos escuchado que los nuevos modelos se habían retrasado hasta 2018.

La plataforma Giorgio será estirada y ensanchada para Dodge, pero seguirá teniendo un gran ahorro de peso – hasta 500 libras para el Charger. La arquitectura es tan rígida que puede soportar a un modelo convertible. El año pasado, FCA mostró a los distribuidores un Dodge Barracuda concept, un modelo convertible con un diseño que fue inspirado en el Dodge Charger concept de 1999.

Si usted se está preguntando dónde queda el Chrysler 300, podría haber malas noticias, que el sedán podría ser descontinuado. El Charger, Challenger y 300 será rediseñado una vez más para el año modelo 2018 y Dodge está planeando en traer un Challenger GT de tracción integral y un Challenger Hellcat ADR con carrocería ancha.

El primer automóvil basado en la plataforma Giorgio, el Giulia, saldrá a la venta en los Estados Unidos en 2016, casi un año después de su lanzamiento previsto.