Diario QuienOpina.Com – Donald Trump afronta dificultades en la confección de su equipo

Donald Trump afronta dificultades en la confección de su equipo

bruce noviembre 16, 2016 Comentarios desactivados en Donald Trump afronta dificultades en la confección de su equipo
Donald Trump afronta dificultades en la confección de su equipo

El excongresista Mike Rogers, asesor en asuntos de seguridad nacional durante la campaña del republicano, ha dimitido y no integrará elorganigrama del futuro mandatario. Ben Carson, candidato durante las primarias republicanas y en los últimos meses un confidente de Trump, ha comunicado que prefiere no integrar su Administración. “La forma en que me decanto es por trabajar desde fuera”, dijo el neurocirujano retirado, el afroamericano más importante que apoya a Trump y que sonaba como posible secretario de Salud.

En paralelo, el proceso de transición con el Gobierno del demócrata Barack Obama está estancado porque Pence, que fue designado la semana pasada como el negociador jefe, todavía no ha firmado los documentos legales necesarios para gestionar el traspaso de poderes.

Y, tras el acercamiento poselectoral, han vuelto a aflorar las tensiones entre Trump y parte del establishment republicano que fueron una constante durante la campaña. Eliot Cohen, asesor del Departamento de Estado durante el Gobierno de George W. Bush, fue uno de los mayores críticos con Trump. Pero, tras su victoria, alentó a exfuncionarios a integrar el gabinete del presidente entrante. Este martes, cambió de opinión tras conocer al equipo de transición.

“Alejaros. Están enfadados, son arrogantes, gritan ‘¡habéis perdido!’. Será feo”, escribió en Twitter Cohen, que asesoró, entre 2007 y 2009, a la secretaria de Estado Condoleezza Rice. Fue uno de los impulsores de una carta contra Trump que firmaron la pasada primavera 122 republicanos relacionados con el mundo de la seguridad nacional.

Es pronto para sacar conclusiones, pero se intuyen escollos en la confección del círculo que ayuda al presidente en su política de defensa y antiterrorismo. En campaña, Trump prometió una combinación de doctrina aislacionista en la arena internacional con mano dura en la militar. Muchas voces cuestionaron su capacidad para ser comandante en jefe de la primera potencia mundial.

Se desconocen los motivos de la dimisión del asesor Rogers, pero con ella Trump pierde a una de las figuras más respetadas en el universo de la seguridad nacional. Además, el republicano no está logrando rellenar puestos en las estructuras de seguridad ante la reticencia a trabajar para él o enemistad de centenares de personas, según la publicación Daily Beast, que cita a funcionarios actuales o retirados.

 En medio del debate sobre su Gobierno, Trump volvió a mostrar un perfil ambivalente en Twitter, que fue su herramienta favorita en campaña para lanzar ataques incendiarios. “Si las elecciones se basaran en el total del voto popular habría hecho campaña en Nueva York, Florida y California, y habría ganado más ampliamente y más fácilmente”, escribió en referencia al hecho de que la demócrata Hillary Clinton ganó en el cómputo de votos emitidos pero no en su traslación en Estados. Seis minutos después, Trump elogió el sistema de voto electoral, que le dio la victoria.

El republicano Ryan seguirá al frente del Congreso

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, fue reelegido este martes con unanimidad por su partido. Los legisladores conservadores cerraron filas en torno a Ryan al que designaron como su candidato al cargo después de su enfrentamiento durante la campaña electoral con el republicano Donald Trump, el futuro mandatario.

Ryan se mantendrá a partir de enero, cuando su designación será votada oficialmente, como la tercera autoridad del país, tras el presidente y el vicepresidente.

El congresista de Wisconsin decidió en octubre dejar de hacer campaña por Trump después de la difusión de un vídeo de 2005 en que el multimillonario neoyorquino hablaba en términos machistas. Trump criticó duramente esa decisión.

Ambos intentaron aparcar sus rencillas la semana pasada en una reunión en el Capitolio en la que destacaron sus prioridades compartidas. Los republicanos controlarán la Casa Blanca y el Congreso, algo que no ocurría desde 2007.