Periódico QuienOpina – China modifica genéticamente a un humano por primera vez

China modifica genéticamente a un humano por primera vez

bruce noviembre 17, 2016 Comentarios desactivados en China modifica genéticamente a un humano por primera vez
China modifica genéticamente a un humano por primera vez

Es probable que China pase a la historia como la primera nación en la que un grupo de científicos ha inyectado a un humano células modificadas genéticamente haciendo uso de la tecnología CRISPR-Cas9. Se trata de la primera vez que se emplea en un humano adulto y formado, generando un debate biomédico entre Estados Unidos y China.

En este caso los científicos chinos esperan que estas células modificadas genéticamente ayuden al paciente a defenderse frente a un tipo de cáncer virulento, con la esperanza de descubrir un nuevo tratamiento que poder utilizar con quienes no han respondido a la quimioterapia, la radiación y otros tratamientos agresivos.

Hace unos meses investigadores de la Universidad de Pensilvania obtuvieronpermiso para utilizar la técnica CRISPR en embriones humanos. En este caso la idea también era descubrir un método para luchar contra el cáncer, creando células T que sean capaces de atacar a tres tipos de cánceres “heredados” diferentes.

No es la primera vez que se intenta utilizar la modificación genética para luchar contra enfermedades graves, dando buenos resultados en casos como el VIH. Sin embargo, CRISPR ofrece una forma mucho más simple para tratarlas, al hacer uso de una enzima para insertar código genético ajeno en el cuerpo humano.

De hecho, con esta técnica de modificación genética los científicos podrían llegar a eliminar todos los genes “heredados” de un cuerpo humano, antes de que estos empiecen a formar un cáncer. En teoría, también se podría eliminar el cáncer una vez ya formado, que es precisamente lo que espera descubrir Estados Unidos y China.

Aun así, la investigación del grupo de expertos de China ha superado a la de Estados Unidos, principalmente porque este último país tiene leyes médicas más duras que muchos otros países del mundo. En su caso, solo están probando con embriones si la técnica es segura, mientras que en el caso de los chinos, ya han llevado a cabo la prueba sobre una persona real.

 Todavía es pronto para saber si funcionará o no, aunque expertos advierten que una mala aplicación de esta terapia puede llegar a causar cáncer.