Periódico QuienOpina – Tienes sospechas! Así se pilla a un infiel

Tienes sospechas! Así se pilla a un infiel

bruce octubre 24, 2016 Comentarios desactivados en Tienes sospechas! Así se pilla a un infiel
Tienes sospechas! Así se pilla a un infiel

Tienes sospechas. Tu pareja hace cosas raras. Ha cambiado su rutina de repente, está demasiado agradable o usa demasiado el móvil. Algo dentro de ti te dice que te está engañando con otra persona. Buscas información en internet sobre infidelidades, pero nada te parece lo suficientemente claro como para tomarlo en serio. No te preocupes, este es tu sitio. 

Parejas cuyo amorcito les fue infiel han revelado en un hilo de la red social ‘Reddit’ sus historias, recogidas por ‘Cosmopolitan’, de cómo descubrieron el engaño. Siete personas en las que, esperemos, no te veas reflejado. Si no… mal asunto.

1) “Se daba una ducha tras volver de fiesta”

“De pronto, ella comenzó a entretenerse con un juego de palabras de móvil. Retaba siempre a un hombre desconocido, del que yo nunca había oído hablar. ¿Lo más raro? Se cambió todas las contraseñas y comenzó a dormir con el móvil bajo la almohada. Además, comenzó una amistad con una vecina, la misma que llevaba en el barrio 13 años y con la que hasta entonces no había cruzado palabra. Ambas comenzaron a tener ‘noches de chicas’. Volvía a casa dos horas después de la hora de cierre del bar porque estaba demasiado ebria como para conducir. Llegaba a casa y se daba una ducha, siempre. Desde luego, hubo muchas señales que ignoré…”.

2) “Comenzó a enfadarse por todo”

“Él se volvió muy irritable. Comenzaba a gritarme por todo. Le molestaba todo lo que hacía. No parecía feliz de verme cuando llegaba a casa. Cabe destacar que él era muy tranquilo. No tenía ni idea de lo que estaba ocurriendo, y cuando lo descubrí después me quedé rota. De pronto, eso sí, comencé a encontrar sentido al comportamiento extraño de mi pareja. Él ya me había dejado antes, pero yo intentaba por todos los medios restablecer la conexión entre ambos. Me preguntaba todo el tiempo qué estaba haciendo mal. Luego descubrí que estaba con otra, por la que me acabó dejando”.

3) “Me dijo que necesitaba espacio”

“Ella empezó a pasar mucho tiempo en el trabajo, con su jefe. Ella me había hablado de él en alguna ocasión. Yo confiaba en mi pareja, pensaba que era una mala racha y ya. Una época de mucho trabajo. Nos iba bien, vivíamos juntos y estábamos pensando en casarnos. Un día, de repente, me dijo que quería mudarse a un apartamento ella sola. Que necesitaba espacio, y que vernos todos los días había roto la magia. Yo dudé pero al final acepté. Pensaba que iba a ser algo temporal, pues ella me prometió que nos íbamos a ver todos los días. A partir de entonces fue el principio del fin”.

4) “Tenía dos ETS de pronto”

“Fui a hacerme el chequeo anual rutinario. Cuando me dieron los resultados me quedé muerta: tenía dos enfermedades de transmisión sexual diferentes, una de ellas muy grave. Era una cepa que causa cáncer de cuello de útero y que ya ha comenzado a extenderse. Desde mi última revisión médica, hace un año, solo he mantenido relaciones sexuales con él”.

5) “Escondía su móvil”

“Lo mío fue bastante obvio. Él comenzó a esconderme su móvil. Si me sentaba a su lado en el sofá y estaba con el teléfono escribiendo, se iba a la otra punta. Finalmente, y a pesar de tenerlo delante de mis narices, la chica que se estaba acostando con mi novio me lo confesó. Le perdoné y seguimos con la relación. Y desde entonces no volví a notar nada raro hasta que un día le cogí el móvil y descubrí cientos de mensajes de chicas. El tío se había bajado la aplicación para ligar ‘MeetMe’. ¡Me dijo que se iba a trabajar o a hacer deporte y en realidad estaba teniendo citas! La verdad que aprendió a disimular muy bien”.

6) “Tardaba demasiado en ir a comprar”

“Él comenzó a tardar mucho, demasiado, cuando iba a hacer la compra o cuando quedaba con un amigo. Buscaba pelear conmigo sin ningún motivo o se enfadaba y se iba de casa a ‘despejarse’. Le pillé muchas mentiras, pero él siempre hacía como que no tenían que ver conmigo. Estaba claro que yo ya no formaba parte de sus planes de futuro. Todo esto pasó antes de que los móviles llegasen, pero aún así contactaba con la otra por teléfono. Llamaba al de casa, al fijo, y cuando yo lo cogía de pronto colgaban. Las facturas de la línea también comenzaron a crecer en los últimos meses. Llevábamos cinco años”.

7) “A veces no hay señales”

“Honestamente, a veces no hay ninguna señal. Un día llegué a casa y me encontré a mi chica en nuestra cama con un amigo en común de toda la vida”.

¿Perdonar la infidelidad?

Hay muchos tipos de infidelidad. Y depende de uno mismo perdonar a su pareja o seguir con la relación. No son pocas las parejas que ponen nombre al engaño (adulterio, infidelidad, aventura o relación online). Definir lo que ha ocurrido puede llevar al engañado a tomar una decisión u otra.

Decidas lo que decidas, debes tener poder contestar a estas preguntas:

¿Te gustaría seguir con la otra persona si lograras volver a confiar en ella?¿Has dejado atrás la ira y el resentimiento y estás listo para avanzar?¿Hay una actitud positiva del otro?¿Te imaginas siendo feliz con él o ella?

¿Puedes perdonar lo sucedido?

La última es la clave. Si eres capaz de perdonar, de verdad, adelante.