Periódico QuienOpina – Las claves para entender la ofensiva final contra el ISIS en Mosul

Las claves para entender la ofensiva final contra el ISIS en Mosul

bruce octubre 17, 2016 Comentarios desactivados en Las claves para entender la ofensiva final contra el ISIS en Mosul
Las claves para entender la ofensiva final contra el ISIS en Mosul

Mosul está en manos del ISIS desde junio de 2014, cuando conquistó la segunda ciudad de Irak sin apenas resistencia por la huida de las corruptas tropas iraquíes. Es la capital del califato que el grupo yihadista ha intentado instaurar en Siria y en Irak y su caída sería una duro golpe al grupo, que tras una fase de expansión en 2013 y 2014 no hace más que replegarse en ambos países desde 2015 y su debacle parece estar cerca.

El ISIS tomó la ciudad e instauró un régimen totalitario tras un ataque considerado vergonzoso para el Ejército iraquí, mal formado y poco motivado:al parecer 30.000 soldados huyeron de 800 yihadistas. En la Gran Mezquita de Mosul el líder del ISIS, Abu Bakr al Bagdadi, proclamó su califato y llamó a los musulmanes de todo el mundo a viajar a la región y apoyar a la yihad en su primera presentación pública como califa.

El Gobierno iraquí ha anunciado varias veces que la ofensiva sobre Mosul estaba cerca. Pero no ha sido hasta este domingo cuando ha empezado la ofensiva final tras asegurar las zonas que rodean a la ciudad en los últimos meses. La ciudad está cercada por tropas de diversas facciones contrarias a los yihadistas y aviones de guerra iraquíes y de la coalición internacional ya bombardean el norte de la urbe.

Mirá también: La batalla final contra el ISIS en Mosul ya comenzó y podría durar semanas

“Pronto levantarán la bandera de Mosul en el centro de Mosul y en todas las ciudades y pueblos (de Nínive)”, dijo el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, en un mensaje difundido por la televisión estatal Al Iraquiya. Además aseguró que 2016 sería el año de la derrota del ISIS y reivindicó a la comandancia de la operación pese a la amalgama de tropas que participan. La cadena Al Jazeera y cámaras de la agencia kurda Rudaw retransmite la guerra en directo.

La importancia de Mosul

Mosul es el último bastión de los yihadistas en Irak. La ofensiva es “un momento decisivo” para lograr la derrota del grupo terrorista, según el secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter. El gobernador de la provincia septentrional iraquí de Nínive, Nofel Hamadi al Sultán, dijo este lunes a los habitantes de Mosul que la ya iniciada ofensiva por recuperar la ciudad será“el golpe mortal al terrorismo”.

Mosul, antes importante centro económico de Irak -como Aleppo en Siria- llegó a tener dos millones y medio de habitantes. La ciudad se encuentra a unos 400 kilómetros al noroeste de Bagdad a orillas del río Tigris. Además de las grandes refinerías de petróleo es importante la industria textil de la ciudad.

Ya en su historia más antigua la localidad fue el principal centro en la ruta comercial entre la India, Persia y el Mediterráneo, conocido por sus productos de cuero y sus delicadas telas de algodón. La muselina lleva su nombre en homenaje a Mosul. Al igual que en otras regiones que conquistaron, los extremistas del ISIS destruyeron en Mosul decenas de monumentos históricos. En el museo de la ciudad fueron destrozadas estatuas asirias de miles de años de antigüedad.

La urbe es un centro de árabes sunnitas, pero siempre ha sido el hogar también de otras etnias y confesiones como cristianos, kurdos, turcomanos o yazidíes. Se estima que en la capital de la provincia de Nínive viven hoy 1,5 millones de personas.

Mosul lleva años azotada por la violencia y el terrorismo. Tras la caída de Saddam Hussein en 2003 numerosos seguidores del régimen huyeron a la ciudad. Y muchos de ellos se unieron más tarde a la milicia del ISIS para luchar contra el Gobierno de Bagdad, que está dominado por los chiítas.

Cuánto durará la ofensiva

El teniente general estadounidense Stephen J. Townsend, que dirige la coalición internacional que lucha contra el grupo ISIS en Irak, ha asegurado que la ofensiva para la liberación de la ciudad de Mosul “probablemente durará semanas, posiblemente más”. En un comunicado publicado esta jornada en la página web de la comandancia de la operación, Townsend añadió que la batalla podrá ser “larga y dura, pero los iraquíes se han preparado para ella”. “No podemos predecir cuánto les llevará a las fuerzas iraquíes derrotar al Dáesh (acrónimo en árabe del ISIS) en Mosul; pero sabemos que tendrán éxito, como ya lo tuvieron en (las ciudades de) Biyi, Ramadi, Faluya, Al Qayara y Sharqat”, agregó el estadounidense.

Los grupos implicados en la ofensiva de Mosul

En total unos 80.000 soldados, incluidas varias divisiones del Ejército iraquí apoyadas por fuerzas peshmerga de la región autónoma del Kurdistán y milicias chiítas de las Unidades de Movilización Popular, avanzan hacia el este y sur de Mosul. Estas son las tropas implicadas que luchan contra el ISIS, enemigo común, aunque algunos grupos tienen su propia agenda.

Ejército iraquí

Los militares iraquíes formados por Estados Unidos lideran la ofensiva y tienen la misión de tomar la ciudad. La delantera la llevarán unidades especiales que ya lucharon contra el ISIS en otras zonas del país. Junto al Ejército combaten también unidades de la policía federal iraquí. EE.UU. ha entrenado a más de 54.000 efectivos en los últimos dos años.

El primer ministro ha insistido en que la operación está dirigida por el Ejército iraquí y la Policía Nacional, y por ninguna otra fuerza, en referencia a las milicias progubernamentales o las tropas kurdas peshmergas, que participan en la misma.

Peshmerga

Los combatientes de los territorios autónomos kurdos en el norte de Irak controlan grandes partes de los alrededores de Mosul. Según lo acordado con el Gobierno central, deben apoyar la ofensiva pero no entrar en la ciudad misma. Sin embargo, pueden poner bajo su control varias localidades en los alrededores de Mosul.

Coalición internacional

Los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos están operativos en Irak desde hace más de dos años. Apoyan la ofensiva contra Mosul con ataques aéreos. “Irak está apoyado por un amplio abanico de capacidades de la coalición, incluidos apoyo aéreo, artillería, inteligencia, consultores y controladores aéreos. Pero para ser claros, los miles de miembros de las tropas de combate que liberarán Mosul son todos iraquíes”, dijo el jefe de la coalición este lunes. Estados Unidos ha asegurado que seguirá despejando desde el aire el camino a las tropas de tierra, mientras que asistirá desde la retaguardia a sus aliados en la toma de Mosul.

Milicias locales

Junto al Ejército luchan varios miles de miembros de las milicias locales sunnitas así como de clanes tribales. Fueron formadas, entre otros, por militares turcos.

Milicias chiítas

También estas famosas milicias aclararon desde el principio que participarían en la ofensiva. Su participación es sin embargo muy controvertida: Mosul es el mayor bastión de los sunnitas en Irak, que rechazan la participación de los chiítas. Analistas temen que, de concretarse, su presencia desintegre la coalición, pero en principio no entrarán en la ciudad, igual que los kurdos.

Turquía

Los militares turcos tienen estacionados cerca de Mosul, soldados que forman a milicias sunnitas y peshmergas iraquíes (los que tienen al PKK como enemigos, las tropas de Barzani). Irak pide la retirada de las unidades, lo que rechaza Ankara y ha desatado un conflicto diplomático en las últimas semanas.

PKK

Al noroeste de Mosul hay estacionados también combatientes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), que es combatido por Turquía y por Barzani, el líder de los kurdos de Irak. Podrían ser convocados si los soldados turcos participan en la ofensiva.

El riesgo para los civiles

La ONU está “extremadamente preocupada por la seguridad de los hasta 1,5 millones de personas que viven en Mosul. “Las familias corren el riesgo extremo de quedar atrapadas en el fuego cruzado o ser blanco de francotiradores”, dijo el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien, tras destacar que “decenas de miles” de iraquíes “pueden quedar bajo asedio o ser utilizados como escudos humanos”.

O’Brien destacó, en un comunicado, que miles de civiles “pueden ser expulsados o permanecer atrapados entre las líneas de combate por la fuerza” y que los niños, mujeres, discapacitados y ancianos “serán particularmente vulnerables”. En función de “la intensidad y el alcance de los combates, hasta un millón de personas pueden verse obligadas a huir de sus hogares”, agregó. “Renuevo mi llamamiento a todas las partes en el conflicto para que cumplan con sus obligaciones en virtud el derecho internacional humanitario de proteger a la población civil y garantizar que tengan acceso a la asistencia que les corresponde y merecen”, enfatizó. “Nada es más importante”, añadió el responsable humanitario de la ONU, que va a hacer “todo lo posible para apoyar a las personas que puedan ser desplazados y afectados por esta operación militar”.

O’Brien explicó que actualmente hay “refugio disponible para 60.000 personas en campamentos y centros de emergencia” y que “está en marcha la construcción de sitios adicionales, con capacidad para 250.000 personas”. También están dispuestas “raciones de comida para 220.000 familias” y “se está preparando el envío de letrinas y duchas”, en tanto que “240 toneladas de medicamentos están disponibles en puntos de distribución”.

El primer ministro pidió a las familias de Mosul que colaboren con las fuerzas de seguridad y el gobernador de Nínive, Al Sultán, instó al primer ministro y comandante general de las Fuerzas Armadas de Irak, Haidar al Abadi, a proteger a los civiles asediados durante las operaciones para la liberación de la urbe. El gobernador de Nínive llamó a sus fuerzas de seguridad a que sean “duras con el terrorismo y los terroristas”, pero que muestren piedad con los civiles. En ese sentido, pidió a los habitantes de Nínive que cooperen con las fuerzas de liberación cuando se acerquen a sus zonas, que no se acerquen a las bases de los yihadistas y que permanezcan en sus casas cuando vean que las tropas se aproximan a ellas. También les instó a que den información sobre la presencia de las mujeres y niñas yazidíes secuestradas por el EI, “lo que contribuirá a conservar la paz de la población”.

Los ataques de la coalición internacional

Estados Unidos ha lanzado en las últimas dos semanas más de medio centenar de bombardeos sobre Mosul para intentar allanar el camino a las fuerzas iraquíes, kurdas y de otras milicias que intentan tomarla. Este lunes aviones de guerra iraquíes y de la coalición internacional bombardean intensamente las afueras del norte de la ciudad. Mientras la coalición bombardea, las artillerías pesadas de los Ejércitos iraquí y kurdo comenzaron a bombardear fuertemente Bashiqa y otras áreas de Sahel Nínive, incluso con cohetes, con el objetivo de irrumpir en Bashiqa.

Además, las tropas iraquíes y kurdas retiraron con el uso de buldozer blindados los sacos terreros de las primeras líneas del frente con los combatientes del ISIS y comenzaron a avanzar hacia el norte de Mosul.

El gobernador de Nínive pidió a la coalición internacional que lidera EE.UU. que sus aviones “bombardeen los objetivos del ISIS con precisión, evitando matar a inocentes”. Pese a las críticas por la imprecisión de algunos de sus bombardeos, el jefe de las operaciones de la coalición destacó que “continuarán con sus ataques precisos contra el enemigo para minimizar el impacto contra civiles inocentes”.