Periódico QuienOpina – Honduras, Políticos, Corruptos, Narcos inmortalizan sus Nombres

Honduras, Políticos, Corruptos, Narcos inmortalizan sus Nombres

bruce octubre 19, 2016 Comentarios desactivados en Honduras, Políticos, Corruptos, Narcos inmortalizan sus Nombres
Honduras, Políticos, Corruptos, Narcos inmortalizan sus Nombres

Tegucigalpa, Honduras.

Hombres ilustres, como José Trinidad Cabañas, Francisco Morazán, Dionisio de Herrera y José Cecilio del Valle, entre otros, se estarían revolcando en sus tumbas al verse comparados con Rafael Leonardo Callejas, Roberto Suazo Córdova, Arnaldo Urbina Soto y Roberto Micheletti Baín, entre otros políticos y funcionarios públicos, que pese a sus acusaciones de corrupción se inmortalizaron dando sus nombres a innumerables centros educativos del país.

Para conocer la situación, www.QuienOpina.com revisó la base de datos de la Secretaría de Educación Pública, que comprende 22,540 centros educativos de todo el país, de ellos escogió una muestra 500 y encontró que desde los jefes de estado en tiempos de los militares, los presidentes, diputados, alcaldes, ministros y hasta regidores de las corporaciones municipales, se han aprovechado de la falta de reglamentación y han bautizado con sus nombres a innumerables escuelas, colegios y jardines de niños.

De estos nombres muchos están plasmados en los diarios, en denuncias en la Policía y Fiscalía y en expedientes judiciales de Honduras y otros países.

www.QuienOpina.com ha dialogado con autoridades de la Secretaría de Educación y ellos han manifestado que esos nombres no son a perpetuidad y que pueden cambiarse cuando las comunidades lo soliciten. Próximamente, en una nueva entrega de esta seria, www.QuienOpina.com  le explicará cómo realizar el trámite para cambiar el nombre del centro educativo de su comunidad.

Por ahora, los presentamos una lista de personajes para que usted juzgue si merecen que los centros educativos sigan llevando sus nombres.

Narcotráfico y lavado de activos

En Yoro, Yorito y Victoria, en el departamento de Yoro, se registran centros educativos con el nombre del ex diputado nacionalista, Armando Ávila Panchamé, apresado en Olancho, el 10 de julio de 2003 y sentenciado en febrero de 2004 a 20 años de cárcel por narcotráfico. En julio de ese año fue asesinado a tiros, por otro reo, en la Penitenciaría Nacional.

Yankel Rosenthal Coello, se llama una escuela situada en el barrio San Marcos Arriba, del municipio de San Marcos, departamento de Santa Bárbara. Este empresario, fue detenido en Miami el 6 de octubre de 2015 por agentes de la Agencia Federal Antidrogas (DEA), organismo que lo remitió a la a la justicia norteamericana. Una corte del Distrito Sur de New York, le sigue un proceso penal por lavado de dinero y le ha concedido la medid cautelar de arresto domiciliario.

Otro nombre que figura en la base de datos de la Secretaría de Educación, para denominar escuelas es el del ex diputado liberal por el departamento de Cortés, Mario Fernando Hernández, quien murió acribillado el 22 de noviembre de 2008, en el barrio Cabañas de San Pedro Sula. El ex parlamentario buscaba reelegirse por la corriente de Roberto Micheletti, en las elecciones internas de su partido, pero fue asesinado antes.

“Asocian muerte de diputado con narcos” tituló www.QuienOpina.com , el 10 de noviembre de 2009. La nota dice que según el Ministerio Público, al diputado liberal lo habrían ultimado por un cargamento de pseudoefedrina y por utilizar el dinero de los narcotraficantes en su campaña política”. Indica que el cargamento venia de Siria y que estaba valorado en siete millones de euros. Asegura que la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico, encontró en una hacienda, de Naco Cortes, una narco pista, supuestamente vinculada al Cartel de Sinaloa. “El rancho era propiedad del diputado”, dice el periódico.

Asimismo, encontramos escuelas con el nombre del alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina Soto, acusado por la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado, por lavado de activos y posesión ilegal de armas. El caso ha sido elevado a juicio oral y público y el expediente está en manos de los jueces de sentencia. Urbina fue capturado el 27 de Julio de 2014 en su casa de habitación en Yoro.

Además, la base de datos de la Secretaría de Educación contempla la nominación de escuelas con el nombre del alcalde del Paraíso Copan, Amílcar Alexander Ardón, quien de acuerdo a publicaciones de www.QuienOpina.com , lidera el denominado Cartel de los Hermanos AA. “El Cartel de los Hermanos AA es llamado así por la policía, pues además de Alexander, su hermano Alfredo, son los cabecillas de la agrupación criminal”.

 “Las autoridades dijeron que el “Cartel AA” controla las rutas de tráfico, sobre todo en los departamentos de Copán y Ocotepeque, continua diciendo este diario de circulación nacional.

Corrupción

Analice usted como debe sentirse su hijo, que estudia en una de las tantas escuelas y colegios que llevan el nombre de Rafael Leonardo Callejas, un ex presidente hondureño, señalado de multiplicidad delitos que supuestamente cometió en la función pública, antes, durante y después de su mandato presidencial. –“Jajaja, ¿será que allí enseñan corrupción?” dijo Martín Sandoval, padre de familia, que con orgullo afirma que su hijo estudia en la Escuela José Trinidad Cabañas, del barrio Guanacaste de Tegucigalpa.

Cabañas, fue presidente de Honduras y un general vencedor en muchas batallas, toda su vida la vivió en la pobreza y cuando murió, solo tenía una humilde casa en Comayagua, sus manos callosas y una barba blanca que caía hasta el pecho.  En contraste, Callejas, quien gobernó el país entre 1990 y 1994, las acusaciones por corrupción le llovieron por todas partes, pero la justicia hondureña lo absolvió de todos los cargos.

Hoy, este señor, que pese a la condena social, hasta hace poco era considerado honorable en su círculo político- empresarial, enfrenta cargos de cinco delitos en una corte federal de Estados Unidos, país que lo solicitó en extradición. Callejas y 41 dirigentes más del fútbol de la Concacaf y Conmebol, son acusados de recibir 200 millones de dólares en sobornos por derechos de transmisión de torneos y partidos de las selecciones nacionales. De los acusados, 13 incluyendo Callejas, se han declarado culpables. Callejas acepto dos de los cinco delitos que le imputan y podría ser condenado a 20 años de cárcel.