Periódico QuienOpina – El mango, candidato a ser un súper alimento

El mango, candidato a ser un súper alimento

bruce octubre 18, 2016 Comentarios desactivados en El mango, candidato a ser un súper alimento
El mango, candidato a ser un súper alimento

Los mangos poseen varias propiedades que los convierten en un súper alimento que además de nutrir, pueden ayudar a tratar algunos problemas de salud como obesidad y diabetes. Conoce otros de los beneficios de este fruto a continuación.

Según una investigación, existen bacterias específicas presentes en el tracto intestinal que pueden favorecer el aumento de la obesidad en las personas. Sin embargo, se ha encontrado que el mango puede contrarrestar esta situación al evitar la pérdida de bacterias beneficiosas y regular la salud intestinal.

Según una investigación, existen bacterias específicas presentes en el tracto intestinal que pueden favorecer el aumento de la obesidad en las personas. Sin embargo, se ha encontrado que el mango puede contrarrestar esta situación al evitar la pérdida de bacterias beneficiosas y regular la salud intestinal.

Una taza de esta deliciosa fruta tropical contiene antioxidantes, así como más de 20 vitaminas y minerales y un alto contenido de fibra, lo que lo vuelve un alimento ideal para ayudar a la digestión del organismo.

A través de sus propiedades desintoxicantes, el mango puede ayudar a deshinchar la panza. Al poseer enzimas que evitan la acumulación de sustancias tóxicas en el intestino favorece la motilidad intestinal y estimula la eliminación de líquidos.

Consumir mango puede ayudar a mejorar problemas cutáneos como acné y destapar los poros obstruidos. Al ser rico en antioxidantes puede hacer también que la piel luzca más brillosa.

Del mismo modo, al comer este fruto se brinda protección a la piel contra la radiación de los rayos del sol. Esto es gracias a que el mango posee beta carotenos, un tipo de pigmento presente también en la zanahoria, el tomate y la calabaza.

Su riqueza en fibra, de la mano de fructosa y alfa-felandreno, vuelve a este fruta un buen laxante natural, ideal para tratar el estreñimiento. Por otra parte, investigaciones sugieren que podría tratar síntomas como vómitos e indigestión, pero hace falta mayor evidencia científica.

Un estudio encontró que los polifenoles de diferentes variedades de mango aportan un efecto inhibidor del crecimiento celular en el cáncer de colon, así como en la leucemia, cáncer de pulmón y de próstata.

Los pigmentos de los carotenoides de los mangos, en especial los beta carotenos favorecen la actividad de la vitamina A, la cual ayuda a transformar la energía luminosa en impulsos nerviosos en el interior de la matriz de la retina, lo que se traduce en mejor visión.

Por último, este fruto contiene compuestos que inhiben la absorción de colesterol malo para el organismo, o LDL. Además, al poseer vitamina C controla la transformación del colesterol en ácidos biliares en el hígado y ayuda a reducir la acumulación de colesterol en el torrente sanguíneo.