Diario QuienOpina.Com – Alimentos que podrían matarte si no los comes correctamente

Alimentos que podrían matarte si no los comes correctamente

bruce octubre 21, 2016 Comentarios desactivados en Alimentos que podrían matarte si no los comes correctamente
Alimentos que podrían matarte si no los comes correctamente

Aunque se conocen las graves consecuencias, en algunos lugares se insiste en probar ciertos platillos.

Algunos productos comestibles requieren la maduración, otros la preparación adecuada, y otros, que se mastiquen apropiadamente. Conócelos:

A juzgar por su nombre común, “cerebro vegetal”, y su linaje  -es pariente del litchi y considerada la fruta nacional de Jamaica-, pensarías que el ackee es todo un éxito de masas. Pero, las vainas en forma de pera de este árbol de África Occidental son un bocado potencialmente letal si se les ingiere antes de estar maduras. Es un aguafiestas playero que provoca la enfermedad del vómito jamaiquino y convulsiones. La muerte es un riesgo muy real: es el destructor final de las vacaciones.

La solución: paciencia. Para disfrutar de esta deliciosa y nutritiva fruta, es básico esperar hasta que tome un color rojo brillante y su esponjosa pulpa se despegue de las semillas oscuras tóxicas del interior. Luego, se debe hervir, sazonar apropiadamente y servir con pescado salado. Ahí tienes el platillo nacional de Jamaica.

Aquí, un sabio consejo: huélelos después de pelarlos, y trágalos sólo si tienes la seguridad de que se encuentran en buen estado.

De los alimentos de más alto riesgo, los ostiones crudos tienen un alto potencial para provocar enfermedades. Los dos patógenos que causan los mayores estragos son el norovirus (puede ocasionar gastroenteritis) y Vibrio, una bacteria relacionada con el cólera capaz de producir fiebre, shock séptico, lesiones ampulosas en la piel, e incluso septicemia fatal.

Sannakji

Las ventosas no están normalmente en el menú americano, pero en Corea, el consumo de tentáculos de pulpos bebé vivos se considera un manjar hoe (plato crudo).

Aun retirados del cuerpo, cortados en pequeños trozos y aderezados con aceite de ajonjolí y semillas de ajonjolí, los tentáculos son capaces de adherirse en la garganta, debido a que sus ventosas aún están activas, lo cual representa un peligro de asfixia. La solución más segura es masticarlos 100 veces antes de tragarlos, y no hablar con la boca llena.

Atún

La contaminación provocada por los desechos industriales ha dado lugar a enfermedades relacionadas con el metilmercurio, entre ellas las deficiencias del desarrollo en los niños, que han colocado al atún -en filete o en conserva- en muchas listas de lo que no se debe consumir. Sin embargo, patógenos como escombrotoxina, relacionados con el manejo inadecuado del pescado fresco, enferman a cientos de personas cada año. Los síntomas van desde dolores de cabeza hasta diarrea, e incluso pérdida de la visión. La solución más segura es mantener el pescado fresco y consumirlo sólo en restaurantes de renombre.

Setas

Recoger setas en la Toscana suena a una manera idílica de pasar unas vacaciones. Pero cuidado: si bien hay hongos buenos, la sabrosa variedad porcini tiene unos primos venenosos.

Además de que sus nombres deletrean cierta condena -death cap o tapa de la muerte, destroying angels o ángeles en destrucción, entre ellos-, los dobles de ciertos hongos son una amenaza tóxica. ¿Será que esa que estás saboreando es una seta tipo morel o colmenilla, o una altamente peligrosa bonete o falsa colmenilla (Gyromitra esculenta)? ¿Un delicioso rebozuelo o chanterelle o un nocivo jack o’lantern (en la foto)? ¿Una venenosa seta galerina o un hongo alucinógeno psilocibio? Será mejor que sepas exactamente qué estás buscando, ya que muchas setas decididamente no son tan mágicas.

Pez globo o fugu

Esas historias apócrifas sobre el hipertóxico pez globo, tan apreciado por los gastrónomos japoneses, son terriblemente ciertas. La tetrodotoxina es el veneno potente que puede convertir al fugu en una comida definitiva. Afortunadamente, los chefs entrenan durante años para dominar el arte de filetear este pescado, evadiendo los ovarios, el hígado y los intestinos, los cuales contienen una toxina tan letal que una sola gota de ella puede matar. Aún así, decenas de audaces comensales en Japón se dirigen al hospital cada año con insuficiencia respiratoria aguda, provocada por el letal pez globo. ¿Su sabor? Después de un embotamiento sutilmente astringente de la lengua, sabe muy parecido a la platija, y es fácilmente opacado por cualquier salsa.