WASHINGTON.- El plan que está en desarrollo para cerrar la prisión de Guantánamo prevé la posibilidad de transferir a cárceles de Estados Unidos a algunos detenidos que son demasiado peligrosos para ser liberados, dijo la asesora en contraterrorismo del presidente Barack Obama.

Lisa Monaco, una de las principales asesoras de seguridad de Obama, dijo que Estados Unidos podría ultimar los detalles para la transferencia de 52 detenidos cuya reubicación en otros países se aprobó.

El plan prevé que el resto de los reos que está en la base en territorio cubano sean enviados a prisiones militares en Estados Unidos para ser juzgados o mantenerlos en cautiverio, destacó Monaco.

Alrededor de 116 personas permanecen detenidas en Guantánamo, muchas de ellas durante más de una década y sin ser acusadas o juzgadas.

El nuevo intento de Obama por cumplir con su promesa de cerrar Guantánamo seguramente se encontrará con mucha resistencia entre los republicanos, que controlan el Congreso.

El plan, que según la Casa Blanca está cerca de completarse, incluirá el establecimiento de “protocolos de seguridad” para incrementar la reubicación de prisioneros.

Washington ha descartado enviar a decenas de yemeníes a su país por la guerra que se libra en el territorio.

Diputados estadounidenses temen que muchos de los sospechosos de terrorismo que son liberados puedan volver a la militancia. Un total de 64 prisioneros fueron calificados como “demasiado peligrosos” para ser puestos en libertad.

La prisión fue abierta por el expresidente George W. Bush tras los ataques del 11 de septiembre.

Publicidad