Periódico QuienOpina – El riesgo que corres si no crees en Dios

El riesgo que corres si no crees en Dios

bruce diciembre 12, 2014 Comentarios desactivados en El riesgo que corres si no crees en Dios
El riesgo que corres si no crees en Dios

Ser ateo o humanista se ha convertido en un riesgo para sus practicantes. Al menos así lo asegura el informe sobre Libertad de Pensamiento que ha publicado la Unión Internacional Humanista y Ética en el que se analiza cómo han evolucionado estas tendencias en el último año. Y a juzgar por los resultados solo se puede hablar de un retroceso a la hora de la libre elección de creencias. Ha ocurrido en Egipto, Malasia o Arabia Saudí, pero también en Escocia.

La sentencia del estudio es clara: los ateos están en el punto de mira de “las campañas de odio” en todo el mundo y ya no solo son los líderes religiosos los que los atacan, sino que cada vez viene más de líderes políticos, entre ellos jefes de Estado. El peligro es evidente porque en determinados países se puede llegar a fomentar una campaña de persecución contra ellos en los que incluso los máximos responsables políticos estén detrás.

Un caso paradigmático es el de Arabia Saudí, un país con unas riquezas tremendas, procedentes del petróleo, pero absolutamente pobre en derechos para sus ciudadanos y libertades civiles. Así, una nueva ley equipara ateísmo con terrorismo. De hecho, en su primer artículo habla sobre las consecuencias de “llamar al pensamiento ateo en cualquier forma o que ponga en duda la religión islámica”.

En Malasia no es mucho mejor la situación. Su Primer Ministro, Najib Razak, ha dicho que humanismo, liberalismo y el secularismo son una desviación que amenazan al estado y al Islam. “No toleraremos ninguna petición o derecho de apostasía para los musulmanes”.

En Egipto también se han dado pasos atrás con la llegada de Al Sisi al poder y ya se han constatado abundantes detenciones a personas solo por el hecho de ser ateas e incluso hay una campaña pública que advierte de los peligros del ateísmo.

En este sentido hay mucha preocupación porque en la mayoría de los casos es gente joven, que además está bastante indignada con el rumbo que ha tomado el país en los últimos años, tras la fallida Primavera Árabe. El objetivo es devolverles al redil, pero no va a ser nada fácil, por lo que ya se aplican medidas coercitivas.

Pero si hay un caso que sorprende es el de Escocia, aunque en este caso los ateos no sufren persecuciones y no hay ningún tipo de represalia por serlo. Lo que se denuncia en el caso escocés es que por ley hay que elegir al menos a tres representantes religiosos para los 32 comités de educación de las autoridades locales, es decir, si no profesas la religión estás excluido en esta situación. También se le critica la disparidad de enseñanza en las escuelas.

Son solo algunos ejemplos, pero hay bastantes más a lo largo y ancho del mundo. La actuación del Estado Islámico en Siria o Irak es buena prueba de ello. La triste realidad es que las distintas creencias religiosas siguen levantando muros en lugar de construir puentes que enriquezcan la convivencia entre todos.