Diario QuienOpina.Com – Dale a tu esposa el puesto que se merece

Dale a tu esposa el puesto que se merece

bruce diciembre 15, 2014 Comentarios desactivados en Dale a tu esposa el puesto que se merece
Dale a tu esposa el puesto que se merece
  • Juan Fernando es un hombre muy dedicado a su hogar, un gran esposo y padre. Sin embargo, tiene ciertos comportamientos que lesionan la autoestima de Helena, su esposa, aunque en realidad él no es muy consciente de ello. Todos los domingos Juan Fernando, Helena y Julieth, su hija única de seis años, salen a la ciclovía. En general pasan un día muy agradable, aunque para Helena por momentos se torne un poco desalentador.

    Esto sucede por dos razones que invariablemente ocurren en cada salida: la primera es que a Juan Fernando le gusta caminar tres pasos adelante o tres pasos atrás de Helena, pero casi nunca está a su lado. La segunda es que Juan Fernando no puede evitar mirar fijamente y además girar la cabeza cada vez que pasa una mujer con un cuerpo armonioso o con algo que para él resulte llamativo. Helena es una mujer muy segura de sí misma, razón por la cual pocas veces le hace reclamos a Juan Fernando. Pese a esto, no deja de sentirse afectada. ¿Cuáles son esos comportamientos que suele tener el género masculino y qué puedes hacer tú como hombre al respecto?

  • Ignorar lo que ella hace por verse bella para ti

    ¿Es posible que en realidad un hombre no note que su esposa se hizo un cambio de peinado, por ejemplo? Si eso es probable, porque los hombres por su misma naturaleza práctica tienden a revisar más el conjunto que el detalle; sin embargo esto no les impide notar que hay algo diferente en el aspecto de su esposa.

    ¿Qué puedes hacer? Lo primero es pedirle a tu esposa, que te muestre específicamente cuál fue el cambio: “¿Qué te hiciste, que te noto distinta?” Aunque no lo creas, el solo hecho de darte cuenta que ella se hizo algo para lucir más bella es suficiente halago. Aunque puedes ir más allá con un “Quedaste hermosa” o “Me encanta tu nuevo look“.

    El otro punto es si ese cambio te gusta o no. En caso de que no te guste, te sugiero que no te concentres en eso sino en el esfuerzo que ella ha hecho por parecer más linda e interesante. Finalmente, lo importante es que ella se sienta cómoda y feliz con su cambio.

  • Actuar como si no te sintieras orgulloso de ella

    Implícito en la historia de Juan Fernando y Helena, con ese comportamiento de Juan Fernando de caminar tres pasos adelante o atrás de Helena, le enviaba un mensaje, quizás equivocado, es posible que su intención no fuera lastimarla, pero lo hacía.

    Helena sentía que la actitud de Juan Fernando se debía a que no se sentía orgulloso de estar a su lado, como si por alguna razón se avergonzara de ella. Este mensaje puede ser enviado silenciosamente a sus esposas por muchos hombres que, sin ser conscientes de ello, las evitan no sólo en la calle, sino en las reuniones familiares y de amigos.

    Si es tu caso, procura analizar qué te lleva a actuar de esta manera. ¿Por qué la evitas? ¿Qué es lo que no te gusta de estar cerca de ella? El propósito del análisis es que puedas conversar con ella y juntos puedan superarlo. Una amiga solía reírse a carcajadas y esto avergonzaba a su novio, por lo cual solía evitarla en lugares públicos y lo más curioso era que trataba de no hacerla reír. Esto se estaba convirtiendo en un verdadero problema, hasta que él decidió hablar con ella; afortunadamente ella lo tomó positivamente.

  • Mirar obsesivamente a otras mujeres en su presencia

    ¿Por qué digo obsesivamente? Porque es imposible pedirle a una persona que no mire a nadie. Mirar es normal, incluso reconocer la belleza física no es malo. Sin embargo, el problema aparece cuando el hombre puede pasar de imprudente y mira en exceso a una mujer, pero no sólo en exceso sino que en su mirada se nota que la mujer le ha llamado la atención más de lo normal. Aquí sólo puedo decir que el hombre debe aprender a ser empático. Esto significa hacerse la pregunta “¿Qué sentiría yo si mi esposa hiciera lo mismo?”.

  • La autoestima

    La autoestima es un aspecto del ser humano muy vulnerable y que cada uno debe cuidar. Pese a ello, la vida en el matrimonio debe permitir a las esposas un fortalecimiento de su autoestima a través del amor, comprensión y consideración de sus esposos. Lee en este artículo cómo fortalecer tu autoestima.

    Por otra parte, valdría la pena revisar por qué el esposo tiene estos comportamientos, es probable que exista alguna situación de fondo por resolver, que será necesario encarar con confianza y madurez.