Diario QuienOpina.Com – Al menos 65 policías fueron asesinados en Honduras

Al menos 65 policías fueron asesinados en Honduras

bruce enero 29, 2014 Comentarios desactivados en Al menos 65 policías fueron asesinados en Honduras
Al menos 65 policías fueron asesinados en Honduras

Tegucigalpa, Honduras.

Unos 65 policías fueron asesinados en Honduras en 2013, informó el director de la Policía Nacional, Ramón Sabillón, quién también describió la tarea de nuevos operativos y fuerzas para enfrentar a los criminales hondureños.

Los agentes fallecidos fueron víctimas de la delincuencia y violencia criminal que vive el país centroamericano, que deja un promedio de 20 personas muertas cada día, según indicó Sabillón.

Agregó que con el nuevo gobierno que preside Juan Orlando Hernández, quien asumió el poder el lunes pasado para el período 2014-2018, la Policía Nacional ha comenzado con la Operación Morazán para combatir la delincuencia y la criminalidad.

La Operación Morazán, nombre tomado del prócer Francisco Morazán, que murió fusilado en Costa Rica el 15 de septiembre de 1842 cuando buscaba la unión de Centroamérica, fue puesta en marcha por Hernández tras ser juramentado como presidente.

Sabillón indicó que los criminales están siendo atacados de una “forma metódica, integral y contundente para que los resultados sean visibles”, y que al final de la semana se dará a conocer un informe sobre las acciones ejecutadas.

Según indicó el jefe policial, la operación se realiza con asistencia del Ministerio Público y el Poder Judicial para garantizar el respeto a los derechos humanos de los infractores de la ley.

Por su parte, el portavoz de la Operación Morazán, Santos Nolasco, dijo que el Ejército está apoyando a la Policía Nacional con unos 5.000 hombres que integran la Policía Militar, que fue creada en agosto de 2013.

Añadió que el número de militares en apoyo a las operaciones de seguridad podría incrementarse “en la medida que la necesidad lo requiera”.

Según Nolasco, la Dirección Ejecutiva de Ingresos también participa en la operación, porque además se están tomando acciones con los que evaden el fisco, lo que afecta al sistema de recaudación de impuestos.

Otra fuerza especial del orden público que comenzó a operar a finales de 2013 es la “Tigres”, que depende de la Policía Nacional.

La Operación Morazán sustituye a la Operación Libertad que puso en marcha el expresidente Porfirio Lobo, correligionario de Hernández que le entregó el poder sin haber cumplido con sus únicas dos promesas de campaña: trabajo y seguridad.

El nuevo presidente hondureño reiteró en el acto de investidura varias promesas de su campaña, entre ellas la de reducir la delincuencia y violencia criminal que sacude al país, considerado uno de los más violentos del mundo.

“En los próximos meses se reducirán más los homicidios y los actos de violencia”, enfatizó Hernández.

Agregó que “igualmente bajará la incidente de la extorsión y del tristemente famoso impuesto de guerra”, que pandillas organizadas le cobran a diversos sectores del país.

“Quiero ser claro, a los delincuentes se les acabó la fiesta, y quién dijo miedo, vamos de frente a salvar la libertad del pueblo hondureño”, recalcó Hernández.